10/10/2021

Agua potable en Merlo, un reclamo fundamental que levanta la Izquierda

Hablan los vecinos de los barrios más afectados.

Saliendo de las zonas céntricas, son decenas los barrios de Merlo que no cuentan con agua potable, abandonados por el municipio de Menéndez y por Aysa, y allí donde la hay el agua sufre cortes periódicamente.

El problema no se vive solamente en estas épocas, cuando la temperatura comienza a subir, sino que es algo recurrente según denuncian los vecinos. Así, la falta de acceso al agua potable se volvió el eje de lucha y organización de los vecinos y vecinas que reclaman, ante la crisis hídrica que sufre Merlo, las obras públicas necesarias de forma inmediata.

En Martín Fierro, Alejandra, una vecina de la zona, no dio su testimonio: “lo que necesitamos en la barrio son obras, hicieron cloacas pero no hicieron obras para poder tener agua, estamos todos injertados uno al lado del otro, si un vecino prende una bomba el de al lado se queda sin agua, y nos tenemos que arreglar entre nosotros, porque el municipio no nos da importancia. En plena pandemia fue muy triste, no teníamos agua para lavarnos las manos, ni higienizar la casa, siempre tenemos que recurrir a comprar agua, porque el estado no nos da ni eso, algunos vecinos no tenemos sueldos, no hay trabajo y con lo poco que entra se prioriza otra cosa”.

Mabel, vecina de Matera, nos dijo: “en los primeros días de calor, los más afectados son los vecinos mayores, que padecen golpes de calor y que no tienen acceso a poder comprar agua de mesa. Porque el municipio no nos da ninguna solución, nos arreglamos como podemos, con algún vecino solidario que tiene bombeador o comprando. Queremos que se escuche nuestro reclamo, y que nos den una solución a todos los barrios de Merlo que padecemos lo mismo”.

A solo unas quince cuadras del centro de Merlo ocurre lo mismo, según Fernanda, vecina del barrio Palenque: “entre vecinos nos organizamos para juntar dinero y arreglar el motor del tanque porque el intendente no da respuesta a los reclamos, se comprometió en un momento a solucionarlo y tomar cartas en el asunto, pero nunca lo hizo. En plena pandemia me tenía que movilizar a casa de familiares de otro distrito para poder tener durante unos días, en bicicleta, porque acá el colectivo me deja a unas 8 cuadras de mi casa, se me hace dificil con los bidones”.
.
Cristian, de Mariano Acosta, cuenta que “hace varios meses no hay agua en el barrio, es muy precaria, un hilito de agua, se quema constantemente el motor, y no vienen a arreglarlo, no se hace cargo el municipio de arreglarlo. Los vecinos nos arreglamos como podemos, juntamos de a cuatro o cinco baldes”.

Esta situación es solo uno de los tantos fracasos que tiene el gobierno local, manejado por el PJ en el ejecutivo y pejotistas y macristas desde el Concejo Deliberante. Los vecinos de Merlo queremos agua potable en todos los barrios, que el acceso a la misma deje de ser un servicio y se garantice el derecho.

Para defender este derecho, acompañemos a Flavia Tesone y el resto de la lista del Frente de Izquierda Unidad para que Merlo tenga una bancada que lleve al Concejo Deliberante estos reclamos y los organice junto a las vecinas y vecinos.

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
En lo esencial, Nicolás Del Caño representó un punto de vista de clase y contrastó con la competencia por derecha que dominó el evento.
El 30 a colmar Plaza de Mayo para establecer una salida de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
Se abre para los estudiantes de la universidad una perspectiva de organización independiente de todos los gobiernos y los ajustadores.
En un distrito con enormes necesidades habitacionales.