Sociedad

8/3/2021

Bariloche: rechacemos el tarifazo en el transporte

Organicémonos por la municipalización del transporte y que se abran los libros.

En la última semana de febrero trascendió que la empresa prestadora del servicio del transporte público de Bariloche (Río Negro), Mi Bus (Amancay SRL), reclama una revisión del costo del boleto para aumentar el mismo un 110% más que el costo actual, es decir que la tarifa tendría un costo de $94, cuando hoy es de $41. Estaríamos ante un segundo aumento en lo que va del año. El descongelamiento tarifario habilitado por el gobierno nacional permitió el primer aumento en el mes de enero.

La crisis en el transporte público junta rechazo entre los usuarios y trabajadores. Venimos de varios meses con diferentes problemas que se han manifestado en paros de trabajadores, movilizaciones callejeras de vecinos de las juntas vecinales y también convocatorias por parte de la Multisectorial por el Transporte Público, como fue a fines de febrero, donde nos manifestamos nuevamente reclamando por el transporte.

Los reclamos son infinitos. Uno de los principales reclamos viene de los trabajadores, quienes todos los meses cobran con atrasos, además de ser perseguidos y sancionados constantemente. Otro de los reclamos es por las bajas frecuencias, a lo que el municipio respondió incrementándolas luego de la manifestación donde se denunció los límites de estas ante el inicio de las clases. Aun así, el servicio es insuficiente, siguen faltando recorridos y frecuencias.

Vale destacar que la empresa ha retirado del funcionamiento varias unidades y ninguna autoridad ha dado respuesta. Ya en diciembre del año pasado, con la habilitación del turismo, colapsó el servicio exponiendo a los pasajeros y choferes a posibles contagios.

Ante este cuadro de crisis del transporte la única respuesta del municipio ha sido el pago sistemático de los subsidios sin ningún reclamo por el incumplimiento de la empresa y fiscalización de los gastos que la empresa realiza con la plata que recibe. Además del subsidio que recibe de provincia y Nación.

Estamos ante un negocio a costa de trabajadores y usuarios, avalado por el gobierno municipal de Gustavo Gennuso de Juntos Somos Río Negro. La oposición del kirchnerismo en el Concejo Deliberante polemiza con el oficialismo pero no va a fondo para terminar con el negociado del transporte. No supera los pedidos de informes, estudios contables, etc., de los que tampoco vamos a tener certeza de cuando se realizarían, entre cuatro paredes, dibujando los números.

Es imprescindible organizarnos, usuarios y trabajadores, para rechazar el nuevo aumento y avanzar en la conformación de una comisión independiente para abrir los libros contables. Desde el Partido Obrero, en diferentes espacios, venimos reclamando la apertura de los libros contables de la empresa Mi Bus.

Entendemos que la única manera de saber cuáles son los verdaderos ingresos y egresos de la empresa, que brinda un servicio público, debe ser abriendo los libros a través de una comisión independiente conformada por usuarios y trabajadores del transporte. Es el principio para poder avanzar hacia una municipalización con control de los trabajadores y expropiando sin pago los bienes de Mi Bus.