10/07/2020

Chos Malal-Neuquén: acabemos con los negociados detrás de la necesidad habitacional

Basta de amenazas de desalojo contra el pueblo trabajador.

En el día de martes 7, treinta familias de Chos Malal, ubicadas en el cerro de La Tortuga, recibieron un papel con una amenaza de desalojo de sus terrenos, los cuales ocupan hace casi dos años y han estado acondicionando para poder habitarlos, con casillas en una primera instancia, para luego poder edificar sus viviendas definitivas. Esta ocupación de tierras fiscales, en las afueras de la ciudad, las cuales no cuentan con servicios cercanos y se encuentran en medio de un pedregal, demuestra la gran necesidad habitacional que están atravesando las familias de la localidad. El gobierno municipal responde con estas “órdenes de desalojo”, firmadas por un “Inspector municipal” y por Olga Cravero, subsecretaria general de Gestión Operativa. No hay ninguna orden judicial al respecto.

Estos papeles intiman a las familias a retirarse de los lugares, pero carecen de validez judicial y, por los errores de redacción y ortografía, han sido redactados improvisadamente, como factor de amedrentamiento de los afectados, siguiendo la línea política de los gobiernos nacional y provincial, que favorecen a la especulación inmobiliaria.

Es conocido que en la zona hay gran cantidad de familias que deben alquilar, incluso en condiciones de hacinamiento y precarias, que no cuentan con los servicios básicos, pero cuyos costos cotizan como si fueran viviendas de primera calidad. Durante la cuarentena, otras 10 familias han recibido intimaciones en sus domicilios provisorios, en los que intermedia el municipio. También con papeles que carecen de validez legal, firmados por el Área Técnica de la Secretaría de Desarrollo Humano.

Es imperioso que las autoridades municipales retrocedan con estos procedimientos y el área correspondiente asuma la responsabilidad de estos atropellos. Y también para poder llegar al meollo de la cuestión, identificando los verdaderos motivos que impulsan al gobierno municipal a intimar a estas familias sin contrapropuesta alguna a sus situaciones. Se rumorea que el municipio pretende esos terrenos para instalar un nuevo cementerio en esa zona.

Ante esta política que impulsan los partidos patronales desde los órganos del Estado, desde el Partido Obrero contraponemos una política haciendo hincapié en un impuesto a las grandes fortunas y al lucro capitalista, pata garantizar una salida para las familias trabajadoras. Proponemos un plan de construcción de viviendas en Chos Malal, y en toda la provincia, que atienda la crítica situación habitacional y que no ponga restricciones prohibitivas a su acceso, sino que contemple la situación de vulnerabilidad de las familias afectadas. En ese sentido el Polo Obrero estuvo con los ocupantes del cerro La Tortuga y movilizaremos con ellos.

Este plan político que proponemos debe ser defendido con la lucha y los métodos propios de la clase trabajadora: la movilización callejera y el piquete, sumando a todas las luchadoras y luchadores y, en especial, a los sectores combativos. Vayamos en la línea de la unidad combativa en un frente piquetero para enfrentar al Estado y luchar por todas las necesidades de las familias más carenciadas de la ciudad.

En esta nota

También te puede interesar:

Una victoria que refuerza la lucha contra el hambre y por el trabajo genuino.
Hay que seguirla hasta conquistar el pago de los salarios y los puestos de trabajo.
Declaró que las tomas "tienen más que ver con situaciones delictivas", mientras crece sin parar el déficit habitacional.
Ante la emergencia sanitaria, es necesaria la apertura de Clínica Cutral Co y un plan de atención integral a la población.