27/01/2021
Vaciamiento

En plena ola de calor, el Gran La Plata sin agua ni luz

Los vecinos han organizado reclamos en distintos barrios.

En pleno recrudecimiento de la ola de calor, los cortes de luz y de agua se multiplican días tras día en las barriadas de La Plata y hasta en zonas de Berisso y Ensenada. La bronca y el descontento de los vecinos se hizo manifiesto en cortes y acciones en Tolosa, Ringuelet, Gonnet, Villa Castells y otros barrios.

La falta de agua en amplias zonas precede a la ola de calor, tal cual denuncian los propios vecinos, quienes deben  soportar además que cuando vuelve el servicio llega agua con un color marrón claramente no potable. A pesar de los reclamos, se topan con la falta de respuesta de las empresas distribuidoras de agua y electricidad (ABSA y Edelap respectivamente), y también con la pasividad de los entes reguladores y de las autoridades provinciales y municipales.

La falta de agua es un atentado a la salud pública, cuando los casos positivos de coronavirus se siguen multiplicando en la región. Esto deja a cientos de familias sin la posibilidad de higienizar sus viviendas como requiere la situación, y por lo tanto aumenta el riesgo sanitario. El gobierno provincial de Kicillof y el municipal de Julio Garro (Juntos por el Cambio) deberían garantizar el suministro de agua potable hasta que se restituya el servicio en todas las barriadas afectadas, además de elementos de higiene y cloro.

El telón de fondo de estos graves padecimientos populares es el vaciamiento y la desinversión, tanto de ABSA como de Edelap, que año a año deriva en cortes de servicios, lo cual evidencia la complicidad estatal a través de los organismo de control. Recordemos que la distribuidora eléctrica dejó más de tres semanas sin luz a unos 200.000 usuarios a mediados de 2019, y solo fue condenada a una multa irrisoria.

Ahora, mientras barrios enteros se encuentran sin electricidad, el gobierno nacional ya negocia con las empresas los montos de nuevos tarifazos contra el pueblo trabajador, que empezarán a regir en marzo cuando entre en vigencia una tarifa de transición, es decir que se vienen aumentos escalonados y sucesivos. Las privatizadas, como en el caso de Edelap, acaban de recibir del Estado enormes facilidades para cancelar sus deudas multimillonarias con Cammesa, la empresa estatal mayorista del mercado eléctrico.

Según medios de prensa locales, los reclamos de los vecinos no solo se limitan al restablecimiento de los servicios sino que elevan planteamientos de realización de obras estructurales que permitan avanzar en la solución de estos problemas que se reiteran sistemáticamente y garanticen un servicio de mayor calidad.

El silencio y la complicidad de las autoridades provinciales y municipales plantean la necesidad de avanzar en la organización activa e independiente de los vecinos en asambleas, para exigir la restitución del servicio, la provisión de emergencia de agua envasada y elementos de higiene, la correspondiente indemnización a los usuarios,un plan de inversión de las empresas bajo control popular y la apertura de los libros para terminar con el vaciamiento que mantiene a los usuarios como rehenes. Ningún tarifazo.

También te puede interesar:

Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
La empresa Swiss Just desvinculó a 52 trabajadores a través de Zoom.
Marchamos al Municipio por asistencia a los comedores, aumento de los programas sociales, trabajo genuino, entre otros reclamos.