Sociedad

27/12/2002

|
786

Hasta el polo es obrero

El sábado 14 se disputó la final del Campeonato Argentino de Polo. La novedad fue que uno de los dos finalistas -el equipo de La Dolfina- fue apoyado por la presencia de unos 200 hinchas de Nueva Chicago que fueron a la cancha de polo de Palermo con sus trapos, sus paraguas y sus cantitos. Hace poco, La Dolfina cambió su camiseta por la del Club de Mataderos, de la cual son simpatizantes la mayoría de los jugadores del equipo de polo; por esta razón, los hinchas de Chicago los apoyaron en la final.


Ante la presencia de la hinchada de Chicago, cuenta el comentarista de Olé (15/12), “la mirada general (de los habitués del polo) era negativa, de rechazo, ante la invasión de la clase baja y media baja en un espectáculo exclusivo para ellos”.


Alentado por la hinchada de Chicago, La Dolfina ganó el partido y el campeonato. “A los habitués no les hizo gracia” (ídem).


El título que los periodistas de Olé eligieron para comentar este “partido-invasión” – “El Polo obrero” – es una muestra del crecimiento y de la popularidad que está adquiriendo el Polo Obrero en todos los ámbitos.