18/09/2020

La privatización de las tierras públicas es una política de Estado

El Gobierno avanza en el Parque Sarmiento. Defendamos los espacios públicos de la especulación inmobiliaria.

El Parque Sarmiento (del barrio Saavedra) sería uno de los terrenos apuntados para nivelar el saldo negativo de las cuentas públicas del Gobierno de la ciudad. Esta decisión se daría por el ajustazo que se viene.

El predio ubicado en la Comuna 12 de CABA se encuentra históricamente en la mira para ser atacado por la especulación inmobiliaria.

Desde su inauguración, el 17 de Septiembre de 1981, hace casi cuarenta años, contaba con 70 hectáreas y fue arrasado en distintas ocasiones. En gestiones como la de Carlos Grosso, intendente de Buenos Aires, comenzó su privatización. Al día de hoy el parque cuenta con 20 hectáreas, perdiendo 50 hectáreas que podrían ser un espacio verde de dispersión de les vecines y mantenerse como un pulmón verde.

La concesión al Sirio Libanés

En 1984 se le dió una concesión al Club Sirio Libanés (ex Honor y Patria) en un predio ubicado en Galván, Ruiz Huidobro y Triunvirato. El cual originariamente todo el espacio que llega hasta Av. Crisólogo Larralde era parte del actual Parque Sarmiento. Siendo la concesión para un uso precario y gratuito del predio.

La perspectiva del Club en cuanto a la construcción es claramente de lucro: con estacionamiento, salón de fiesta, restaurant y sin abrirle las puertas a los vecinos.

El Gobierno de la Ciudad le entregó los predios sin pedir nada a cambio, la única condición es que cumplan con un mínimo de 10 horas semanales para que las escuelas puedan desarrollar actividades deportivas. A finales de 2019, el Gobierno quiso renovar la concesión privada al Club. En la Legislatura porteña, tanto Juntos por el Cambio y el Frente de Todos votaron a favor de estas concesiones.

En 2025 se cumpliría el plazo de la última concesión que se le dió al club, pero lo están adelantando a este ciclo legislativo (cinco años antes) ya que el objetivo final del Club es obtener una concesión definitiva para quedarse con el predio.

Parque Saavedra y el Club San Jorge

En Diciembre de 2011 se aprobó la concesión al Club San Jorge, el cual finalizó en agosto de este año. Lo que se quiere llevar a cabo en la Legislatura es volver a concederle el predio al Club por diez años más. En el espacio durante este tiempo se realizaron proyectos de subarrendamiento con fines de lucro, los cuales son ilegales y van contra la propia concesión. La otra cara de la moneda es que si no se lleva a cabo la concesión, el parque podría ser ampliado, aumentando su espacio verde para que les vecines puedan utilizarlo.

Les vecines de Saavedra sufren constantemente un ataque a sus espacios públicos. Los reclamos vecinales se apoyan en la Ordenanza N° 46.229 que dice: “no se podrá otorgar concesión, cesión, transferencia de dominio, tenencia precaria, permiso de uso ni cambio de destino de todo espacio destinado a parque, plazas, plazoletas y de todo otro espacio verde de uso público, que se encuentre parquizado, jardinizado o no, perteneciente al dominio público municipal”.

Finalmente, el reclamo principal es recuperar espacios verdes: en la Ciudad de Buenos Aires tenemos 3 metros cuadrados por habitante, siendo de 10 a 15 metros cuadrados lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Esto se suma a una distribución desigual de estos espacios en toda la Ciudad y al atropello constante de ellos.

La tragedia de 2013

El problema de la falta de espacios verdes se vuelve tangible cuando se inunda la ciudad. Como pasó el 2 de Abril de 2013, donde murieron 6 vecines. Saavedra está atravesada por el arroyo Medrano, el cual sufrió una rectificación y no cuenta con una infraestructura al día que pueda mantener un caudal tan importante de agua. Esto provoca inundaciones en las calles y en las casas de los trabajadores; si el barrio contase con más superficie verde se podría contener los milímetros de agua del excedente de las lluvias.

Abajo la especulación y el pago de la deuda

Mientras esto sucede en CABA, en todo el país se están criminalizando a les ocupadores de tierras. Hablamos de una tercera oleada de ocupación ilícita por la jurisprudencia que tienen las mismas en nuestro país, ya que las crisis traen consigo la vulneración de los derechos básicos humanos, como el derecho a la vivienda. Esta especulación inmobiliaria que realiza el Estado, es en pos de una ganancia capitalista, no es para darle vivienda a la clase trabajadora que, ante la crisis, se ve obligada a ocupar terrenos.

Saavedra es otro barrio más que se encuentra cercado entre intereses especulativos. Solo con una organización vecinal con independencia política se puede frenar el ataque a las tierras públicas, lograr el aumento y preservación de los espacios verdes y el fin de la especulación inmobiliaria.

En esta nota

También te puede interesar:

Nos movilizamos a la Audiencia Pública el 27/11 para derrotar el proyecto de ley.
La medida avanza hacia un Estado policial y ya ha mostrado en otros países su peligrosidad y su ineficacia como herramienta para combatir el delito.
¡Basta de discriminación! Por el reconocimiento profesional de lxs enfermerxs.