09/05/2021

Larreta, en Villa 20 no sos bienvenido

Los funcionarios desistieron de ir a barrio por las protestas de los vecinos.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto a la ministra de Desarrollo, María Migliore, tenían planificada una actividad en la Villa 20, que fue rechazada radicalmente por los vecinos del barrio. Rápidamente las organizaciones nucleadas en la Mesa de Urbanización junto con las familias de la Villa organizamos un corte en Pola y Cruz y una movilización para llevar a Larreta los reclamos más urgentes.

La pandemia golpea duramente al conjunto de la población de la ciudad y a las villas de emergencia en particular. Profesionales de la salud denuncian que el índice de positividad de los testeos en la Villa 20 está cerca del 40%, una muestra de que el virus se propaga a una enorme velocidad y que los testeos realizados son insuficientes. Sin ir más lejos, la última semana falleció una trabajadora de uno de los comedores populares del barrio.

Las condiciones precarias de habitabilidad permanecen a pesar de que ya hace 5 años fue sancionada la ley de urbanización. Los vecinos denuncian que las obras están abandonadas y que gran parte de las familias sigue viviendo hacinada y sin agua potable en sus viviendas.

El centro Cecilia Grierson sigue sufriendo la desinversión en Salud que año tras año se plasma en el presupuesto de la Ciudad aunque el gobierno diga lo contrario. Los médicos y enfermeros se encuentran sobrepasados por la crisis sanitaria y Lugano sigue sin contar con un hospital que tenga la capacidad de atender la situación de la zona: no se contrataron nuevos profesionales y cuenta con solo unas pocas camas de internación.

Por supuesto que Larreta no tenía respuesta a ninguno de estos reclamos. No hay plan de vacunación alguno para los trabajadores esenciales que a diario se exponen en comedores alimentando a las familias más pobres. Comedores que ven crecer a diario sus listas de espera y que no tienen ninguna respuesta frente al reclamo de aumento de raciones y apertura de nuevas bocas.

Finalmente, Larreta se ausentó. No quiso enfrentarse con la realidad. Los carteles de la movilización reclamaban vacunas, asistencia alimentaria, urbanización Real, contratación de profesionales de la salud, equipamiento del Grierson y centros de salud, dispositivos y WiFi para estudiar.

El próximo miércoles se estará entregando un petitorio con estos planteos a funcionarios del barrio. Los vecinos de la 20 nos seguimos organizando hasta que haya respuestas. Larreta, en la 20 no sos bienvenido.

 

También te puede interesar: