Sociedad

22/5/2022

vivienda

Pilar: desalojo violento en Manzanares

La crisis habitacional en Pilar es de las más agudas en la zona norte.

Fotos: corresponsal

El sábado 21 a las 19 horas más de 12 móviles policiales junto a un camión de asalto se presentó en barrio Luchetti, Manzanares, del distrito de Pilar, para desenvolver un violento desalojo, el cual terminó con la detención del compañero y dirigente del Polo Obrero José Moreira, quien se acercó a brindar su apoyo a las familias y fue detenido cuando le pidió al comisario la orden judicial, el compañero fue incomunicado durante todo el proceso de detención. Gracias a la movilización de los vecinos y de los compañeros del Polo Obrero se logró la liberación de Pepe.

El barrio queda la vera del Río Luján, allí viven decenas de familias, algunas desde hace varios años; el desalojo fue violento, no hubo ninguna orden judicial, la policía solo informó una orden “verbal” por parte de un supuesto fiscal; increparon a los vecinos y quemaron sus casillas.

Muchas madres con sus niños debieron pasar la noche a la interperie.

Del otro lado del río hay un emprendimiento inmobiliario, lo cual no llama la atención en un distrito donde se multiplican los barrios cerrados y los countries, mientras miles de familias no tienen acceso a una vivienda propia. El lucro del municipio de la mano de Achaval del Frente de Todos es la especulación inmobiliaria. Un distrito donde los vecinos de los barrios populares reciben aumentos leoninos de servicios municipales y donde no se les garantiza el acceso a los servicios básicos de luz, redes de agua, gas y cloacas, pero las grandes empresas que se ubican en el parque industrial gozan de exención de impuestos.

La gran variedad de countries que se incrementaron en los últimos 20 años, representa el 18% del total de los clubes de campo sin habilitar en toda la provincia, son 42 los barrios privados en el distrito que no abonan los impuestos locales y provinciales. Además, las empresas ubicadas en el parque industrial cuentan con los beneficios otorgados por el gobierno nacional con exención de impuestos y bajos costos de instalación.

La situación de miles de vecinos que viven de manera precaria contrasta con el desarrollo maratónico del Pilar inmobiliario y comercial. La crisis habitacional en Pilar es de las más agudas en la zona norte, la población vive hacinada en construcciones precarias, sin cloacas, agua potable y gas y luz eléctrica en su inmensa mayoría en alguno de los asentamientos del distrito.

Hay que seguir organizados por el derecho a la vivienda y la implementación de obras que logren dar respuesta a las verdaderas necesidades populares.

Por eso planteamos: ¡No a los desalojos! Apertura de los libros contables del municipio. Por una reorganización obrera del suelo urbano. Plan de construcción de viviendas populares en los terrenos ociosos del distrito. Reserva de los suelos urbanos ociosos con ese fin. Control vecinal de la ejecución del plan de obras públicas que garantice también cloacas, agua potable y gas natural para toda la población. Fin de la construcción indiscriminada que agrava las inundaciones. Plan hídrico bajo control de las asambleas de vecinos. Para la ejecución de las obras, empleo para los desocupados del distrito bajo convenio, y por un impuesto extraordinarios a las grandes empresas y a los emprendimientos de lujo.