22/06/2021

Salta: inicia el juicio al cura abusador Rosa Torino

Entrevistamos a Yair Gyurkovitz, una de sus víctimas.

Este 25 de junio se llevara adelante el juicio al cura abusador, Agustín Rosa Torino. Son 3 personas las denunciantes, y la causa ya lleva más de 6 años. Actualmente el acusado cumple prisión domiciliaria en Campo La Cruz, un chalet de lujo, alejado de la ciudad.

Un sistema descompuesto

Rosa Torino, quien fue fundador del instituto Religioso Clerical Hermanos, discípulos de Jesús de San Juan Bautista, Casa Exaltación de la Santa Cruz, cuenta con todo el beneplácito tanto del Vaticano como del gobierno salteño. Así se mostró desde un primer momento, pues el arzobispado de Salta, posibilitó que la mayor parte de la información del caso quede en manos de la Santa Cede, o sea, del Vaticano, que, como en todos los juicios canónicos, se quedan con las pruebas.

Yair Gyurkovitz, uno de los denunciantes, y miembro de la Red de Sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico, en una charla con Prensa Obrera, nos dijo que este cura “causó un importante daño a incontables personas, y que estas comunidades terminaban formando una red de abusos, no solo sexual, sino que también moral, y económico, pues jugaban con la fe de las personas. Las personas le confiaban los hijos, a este abusador. Esto generó daños y secuelas no solo a nosotros sino también a nuestras familias”.

“El Arzobispado de Salta se colocó como un obstáculo desde el principio de la investigación, y actualmente se niega a brindar información fundamental a la justicia, ya que realizaron un juicio canónico y cuentan con testimonios de los denunciantes, entre otros datos importantes”.

“Llegamos al juicio sin que las victimas podamos ser querellantes, ya que no contábamos con los recursos para pagar un abogado, estamos en mano de la justicia salteña. La fiscal Simesen de Bielke dijo en un programa radial, que de ser hallado culpable, Rosa Torino podría ser condenado a prisión efectiva” finalizó Yair.

Hacia el juicio

En un primer momento, se le avisó a los denunciantes que el juicio se iba a llevar adelante sin periodistas y a puerta cerrada, siendo un juicio oral y público. También que no estaba garantizada la transmisión para las víctimas que no pueden asistir de manera presencial, con la excusa de que no cuentan con los medios tecnológicos suficientes, en este caso, dos de ellos asistirán de manera remota, por estar viviendo en otras provincias. Luego de que tomara estado público esta situación, se dio marcha atrás y el juicio sería transmitido por internet.

La justicia salteña viene atrasando todos los procesos, incluso la corte de justicia provincial , armada por el gobernador Sáenz, aún no decidió sobre el pedido de prescripción de los casos de los curas abusadores Lamas y Aguilera. Este último, capellán de la Universidad Católica y condenado por un juicio canónico por 6 casos de abuso. Tampoco avanza la causa Zanchetta, un protegido directo del Vaticano, ya que fijó residencia en Santa Marta, el mismo complejo habitacional donde vive el Papa Francisco.

Queda más claro que nunca que la separación de la iglesia del Estado es una necesidad urgente. No los une amistades personales, sino vínculos políticos de control social, que la iglesia cumple sobre todo en tiempos de ajuste y hambre. Por eso se les garantiza impunidad cuando abusan de niñes y adolescentes.

El próximo 25 de junio vamos con todo a una movilización en Ciudad Judicial para que Rosa Torino sea condenado por sus crímenes y sea un antecedente para que más víctimas lo puedan denunciar y avancen todas las causas contra los curas abusadores de Salta.

¡Separación de la iglesia del Estado! ¡Cárcel efectiva al cura Rosa Torino!

También te puede interesar: