20/01/2021
sismo

San Juan: un terremoto que desnuda el déficit habitacional

El fenómeno geológico tuvo su epicentro en la provincia cuyana.

Este 19 de enero en horas de la madrugada, un fuerte terremoto de 6.4 grados en las escala de Richter tuvo su epicentro en la provincia de San Juan  según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres). El fenómeno geológico se sintió en las provincias aledañas e incluso en Chile en la zona de Atacama y Maule.

Los departamentos más afectados fueron el Valle de Media Agua, epicentro sísmico que se encuentra a 57 kilómetros de la capital provincial, también afectada, Marayes, Barreal, Caucete donde se registraron daños edilicios, caída de paredes e incluso casas enteras principalmente en el último. Las réplicas durarán un aproximado de diez días y mantendrán en vilo a la población sanjuanina, aunque no se espera que sean fuertes movimientos.

Un terremoto es un movimiento o choque de las capas tectónicas que genera una gran cantidad de energía que se propaga en forma de ondas y provocan el movimiento del terreno. Ese movimiento puede adquirir frecuencias altamente destructivas. En la Argentina el contacto de la Placa Nazca con la Placa Sudamericana genera gran cantidad de actividad sísmica principalmente en las provincias ubicadas en la región oeste del país.

La caída de casas, principalmente de adobe, la fractura de paredes llaman la atención sobre el estado actual y las necesidades de la población trabajadora de San Juan. Evidencia un fuerte déficit habitacional con miles de personas que corren cada año a inscribirse con la esperanza de poder acceder a una casa propia y en condiciones, una posibilidad ahora vedada. También el terremoto dejó un saldo de servicios que no fueron restablecidos como agua y electricidad que necesitan una pronta respuesta.

El gobernador peronista Sergio Uñac realizó una conferencia de prensa para llevar tranquilidad a la población obviando los aspectos estructurales que desnuda el terremoto. En esa línea no planteó un plan integral de asistencia a las familias porque los daños materiales no fueron tan graves. Olvidando que más de un tercio de la población se encuentra debajo de la línea de la pobreza según los datos oficiales y que el déficit habitacional ni siquiera se toma en cuenta (supera las 70 mil viviendas), los datos que ofrece el terremoto hablan más del estado actual del Estado que del terremoto mismo.

Es necesario que el Estado sanjuanino se haga cargo de las familias afectadas por el terremoto  y el desarrollo integral de toda la obra pública orientada a satisfacer las necesidades habitacionales de la población en toda la provincia, el restablecimiento inmediato de todos los servicios públicos, la cobertura de los daños y el empadronamiento y otorgamiento de viviendas a las familias que se han quedado sin casa. Mientras las familias trabajadoras esperan aparecer en los listados de los sorteos el gobierno se encarga de financiar grandes obras públicas que lejos están de la satisfacción popular.

San Juan espera la réplica en las mismas condiciones de miseria y abandono.

También te puede interesar:

La oferta del gobierno lleva el salario de maestro de $18.400 a $25.000, ni la mitad de la canasta básica.
El ministro Matías Kulfas y el secretario de Minería Alberto Hensel recorrieron la mina Veladero en San Juan.
Se encuentra a 25 km de Jáchal, declarada Área Natural Protegida en 2005 por la Cámara de Diputados de la provincia.
La Asamblea Jáchal No Se Toca había denunciado que se distribuía agua del acuífero mezclada con agua del río contaminado por la mina Veladero.