22/10/2021
Provincia de Buenos Aires

Tigre: no al desalojo del Club Mosafi del barrio Las Tunas

El intendente Zamora prioriza los intereses de los especuladores inmobiliarios.

El Club Mosafi es un club barrial del municipio Tigre, que se encuentra en un predio que es usado por los vecinos de la localidad de Las Tunas desde hace más de 30 años. El club, que es manejado por lxs vecinos del barrio, es un espacio que realiza un gran trabajo social para los pibes, al igual que otros clubes del barrio. En los últimos días volvió a llegar la orden de desalojo expedida por la jueza Marta M. Capalbo para el próximo viernes 29 de octubre.

Lxs vecinos y familias del club vienen dando una gran pelea a través de distintas acciones desde el 2016 cuando recibieron el primer pedido de desalojo solicitado por Guillermo Gónzalez, un supuesto dueño. En el 2018, cuando se volvió a la carga con el desalojo, el mismo fue impedido gracias a la organización de las familias en defensa del club.

Con el desalojo del club se busca avanzar en la construcción de un negociado inmobiliario, al encontrarse en un lugar estratégico del barrio.

La responsabilidad de Zamora y Massa

Julio Zamora y Sergio Massa hace años se habían comprometido a que no cerrarían el club y prorrogaron el desalojo. Con esta nueva orden de desalojo, el intendente y el presidente de la Cámara de Diputados terminan cediendo al reclamo de las grandes contratistas y especuladores inmobiliarios. Es lo que vienen promoviendo hace años en un distrito donde los countries y los barrios privados, como Nordelta, ocupan más de la mitad del territorio, mientras en los barrios periféricas son moneda corriente la falta de obras públicas y de servicios básicos.

El vaciamiento presupuestario de los clubes barriales es enorme. Su sostenimiento depende exclusivamente del esfuerzo de las familias y socios. Ante el pedido de las familias de los clubes hacia el municipio de Tigre para obtener un financiamiento, han recibido del intendente Julio Zamora la respuesta de que el municipio no tiene plata para ayudar. Esto cuando los clubes desarrollan tareas sociales fundamentales para sacar a muchxs pibes de la calle, ante el avance de la pobreza y la miseria que es responsabilidad de la política de ajuste de todos los gobiernos.

Rechazamos el desalojo. Nos solidarizamos con la lucha de los vecinos y familiares del Club Mosafi de Las Tunas.

El municipio tiene que declarar de utilidad pública ese predio, expropiándolo y entregando el mismo a lxs vecinxs, para defender el enorme trabajo comunitario que vienen realizando.

Llamamos a todos los clubes, vecinos y organizaciones sociales a rodear la lucha de las familias de Mosafi.