13/10/2020

Brutal desalojo en Rafael Castillo, La Matanza

En la mañana de este martes 13 cientos de familias de la localidad de Rafael Castillo, del distrito bonaerense de La Matanza, fueron desalojadas violentamente de las tierras que habitaban hace más de un año por el accionar de la policía bonaerense bajo las órdenes del gobernador Axel Kicillof y el intendente Fernando Espinoza. Las mismas denuncian que fueron golpeadas y que sus precarias viviendas fueron quemadas ante ellos. De la represión resultaron detenidos varios vecinos.

Se trata de otro proceso de recuperación de tierras por parte de familias sin viviendas ni lugar donde habitar, donde construyeron el barrio La Nueva Unión, que alberga a una 600 familias. Esto se suma a la larga lista de desalojos violentos y desocupaciones impulsadas por el gobierno provincial de Axel Kicillof y por la política represiva del gobierno nacional. La misma política de la que se ufana el desalojador serial Sergio Berni.

La brutalidad con la que se llevó adelante este operativo represivo dejó un tendal de heridos, entre ellos niños y ancianos que se encontraban permaneciendo en esas tierras. Los vecinos también denuncian el uso de municiones de plomo contra los habitantes, quienes fueron sorprendidos sin ninguna notificación ni aviso previo.

La represión estuvo en manos de la maldita policía bonaerense, a cargo del subcomisario Uriel Benitez, de la jurisdicción de Rafael Castillo. Nuevamente el gobierno muestra sus cartas contra un déficit habitacional creciente y una miseria y pobreza que escalan a récords históricos.

Algunas organizaciones sociales y políticas, como el Polo Obrero, ya han manifestado su solidaridad con los y las vecinas, cuando viene de realizar un preencuentro por la tierra y la vivienda que reunió a más de 30 procesos de recuperación de tierras de todo el país, donde también participaron vecinos y vecinas de La Nueva Unión, y que se realizó en las emblemáticas tierras de Guernica.

Repudiamos esta violencia contra los trabajadores sin techo y llamamos a los sindicatos y organizaciones sociales a repudiar esta acción y a movilizarnos en defensa de todos los trabajadores sin techo y sin tierra, que lamentablemente crecen con la pobreza la miseria y la falta de trabajo.

 

También te puede interesar:

El subsecretario de Seguridad Álvarez Porte calificó de “delincuentes” a quienes ocupan tierras. Los gobiernos de todo signo atacan a quienes enfrentan las consecuencias de sus políticas.
El conflicto ya suma dos meses de lock out patronal.
Los subsidios solo alcanzarían a una ínfima porción del déficit habitacional.
Mediante la lucha se lograron 60 reincorporaciones. Seguimos luchando, ¡todxs adentro!
Se trata de una omisión muy grave y nada inocente que profundiza la política clerical de la UNLaM.