10/07/2020

CABA-Villa 21 24: los vecinos vuelven a manifestarse por los cortes de luz y la falta de agua

Sin urbanización no hay cuarentena posible.

Nuevamente las familias obreras de la Villa 21 24 se vieron obligadas a salir a las calles, reclamando por la falta de luz y agua, servicios esenciales que escasean en el barrio hace ya casi una semana. Luego de varias jornadas de protestas, siguen sin tener ninguna respuesta por parte de la empresa ni del gobierno. En esta ocasión, la medida de lucha fue una caravana de vecinos, vecinas y organizaciones del barrio que partió desde Luna e Iriarte hacia la Jefatura de Gobierno, ubicada en Parque Patricios, en busca de respuestas y medidas urgentes y concretas.

La situación en el barrio no es nueva ya que todos los años pasa lo mismo. Como consecuencia de la falta de urbanización, el barrio se encuentra en condiciones precarias para abastecer a los más de 50.000 vecinos que viven ahí y comparten conexiones caseras de luz y agua, generando que en los meses más fríos del año, donde el consumo de luz aumenta, exploten transformadores, se prendan fuego postes de luz y no se puedan utilizar las bombas de agua.

Frente a la falta de respuestas del Estado, que no se responsabiliza por los cortes ni intima a las empresas para que brinden el suministro correspondiente, se formaron cuadrillas de vecinos que se encargan de dar una nueva solución precaria, pero que no dura demasiado, volviendo a colapsar.

Esta situación toma una gravedad mayor porque nos encontramos en un momento donde el mismo Estado, que hace años no hace nada para garantizar las condiciones mínimas de los vecinos, les pide que se queden en su casa para continuar con la cuarentena, tornándose imposible cumplir con las recomendaciones de higiene más indispensables.

La movilización se vio afectada porque a último momento un sector de los que la integraban decidieron no continuar y seguir marchando por el barrio, a pesar de que esa instancia ya había sido probada sin resultado y el debate entre las organizaciones había culminado con la resolución de ir hacia donde se ubica la responsabilidad política de la situación por la que pasa el barrio. A pesar de eso, un gran grupo de vecinas, vecinos y organizaciones que intervenimos en el barrio continuamos desarrollando la jornada como se había acordado en un principio y en la puerta de la jefatura se pudo desarrollar un acto con la lectura del documento pactado.

Reclamamos un plan de obras de infraestructura inmediato para garantizar la provisión de los servicios básicos a todas las manzanas del barrio, el aumento de alimentos en los comedores, reparto de kits de higiene y un seguro al desocupado de $30.000 para garantizar la cuarentena en condiciones dignas. Frente al invierno y el avance de la pandemia, el abandono de estas necesidades es un crimen de Estado.

También te puede interesar:

La banda de punk rock local dedicó varias canciones a Lucas González en su vuelta a los escenarios.
Rebajan la edad de egreso escolar. Docentes y familias nos organizamos.
Gran campaña de la Naranja Telefónica.
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.
Los investigadores denuncian tortura. La Policía busca impunidad sobre el caso de gatillo fácil del joven de 17 años.
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.