02/09/2004 | 866

A fondo con la privatización universitaria

Presidente del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras

Durante los días 26 y 27 de agosto se realizó en Tucumán una reunión en la que participó Pugliese, secretario de Políticas Uni­versitarias, y el CIN (Consejo de rectores de las universidades nacionales). Pugliese planteó un “paquete» de medidas a las cuales las universidades debían adherir para poder obtener “presupuesto extra”, algo que desmiente la de­magogia de Kirchner, quien 48 ho­ras antes había planteado su in­condicional «respeto a la autono­mía universitaria».

 

Los rectores aceptaron todo. Nadie denunció que el presu­puesto para el 2005 continuará congelado, con sólo 500 millones más que el año pasado.

 

Han arreglado, además, la con­formación de ‘Ciclos Generales de Conocimientos Básicos», que comprenderían tos dos primeros años en todas las universidades nacionales, con excepción de la UBA, que ya cuenta con el CBC, y que pasarían a transformarse en un factor altamente expulsivo de la universidad.

 

Toda esta política va de la ma­no de los planes de auto-sosteni­miento universitario a través de la «venta de servicios’, los arance­les, los cupos y exámenes de in­greso el alargamiento de las ca­rreras de grado y el congelamien­to salarial. El ejemplo de esta política está en Medicina de Tucumán, en donde se ha puesto un cupo de 240 ingresantes, soste­niendo el examen de ingreso y aranceles de cerca de 80 pesos, que excluyen masivamente a la ju­ventud del acceso a la universi­dad.

 

Frente a estos planes de guerra contra la universidad pública, el único camino es poner en pie de lucha a la comunidad universitaria.

 

En esta nota

También te puede interesar: