Universidad

2/9/2023

Puan goes Puan

Asamblea en Filo y Letras contra Milei, el ajuste y el recorte de horarios del Colectivo y la gestión

200 estudiantes deliberaron y votaron un plan de lucha.

Asamblea estudiantil más grande en años.

El jueves 31 tuvo lugar todo un hecho político en la facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Se trató de una convocatoria a la asamblea estudiantil más grande en años, que barrió con la “reunión abierta” convocada por la conducción kirchnerista del CEFyL para bajarle el precio a la deliberación estudiantil convocando a un espacio de catarsis frente a la victoria de Milei en las Paso en vez de discutir como enfrentar sus amenazas y el ajuste del gobierno de Massa.

La conducción, que nunca convocó a una verdadera asamblea desde que asumió, está totalmente integrada a las autoridades. No sólo tienen cargos y se encargan de difundir los “logros” de Manetti-Morgade, sino que vienen de hacerle un favor en el caso del recorte de horarios. Las autoridades retiraron su proyecto para que presente uno idéntico el Colectivo y así presentarlo como una “iniciativa del claustro estudiantil”. Una vergüenza propia de la Franja Morada.

La reunión abierta y la asamblea

A las 19:00, en el patio de Puan, se concentraban un reducido grupo de estudiantes del Colectivo, las agrupaciones de izquierda, y todo un grupo de estudiantes independientes cuya participación fue el elemento central de la jornada. La “reunión abierta” fracasó antes de iniciar, porque fue rechazada al grito de “¡asamblea!”, y ante el intento del colectivo de iniciarla fue copada por la izquierda junto a los independientes que votaron in situ iniciar una asamblea del CEFyL autoconvocada. El Colectivo, repudiado, terminó reuniéndose en el ciber del segundo piso, por donde cada tanto pasaban estudiantes independientes a recriminarles no estar abajo.

En total 200 estudiantes comenzaron a deliberar. Más de 25 intervenciones, la mitad de independientes, expresaron la preocupación lógica frente al avance y triunfo electoral de la ultraderecha, combinado con una bronca frente al ajuste de Massa y los gobiernos que llevan a que la universidad cierra sus puertas a las familias trabajadoras. Unánimemente fue repudiado el recorte de horarios, entendiendo que agrava este cuadro y deja afuera a cientxs de compañerxs.

Se votó un plan de lucha

Las resoluciones de la asamblea, la mayoría votada por unanimidad, le dan continuidad a este hecho político. Por un lado hubo una declaración política que plantea la necesidad de defender la educación pública y los derechos conquistados, frente a las amenazas de Milei y el ajuste de Massa y el FMI. En sintonía, una declaración contra el cierre del Conicet, en apoyo la jornada de lucha de la Unidad Piquetera, una exigiendo justicia por Facundo Molares, y una en solidaridad con el tercer Malón de la Paz que se encuentra en Buenos Aires.

En cuanto al recorte, se votó el rechazo a lo votado en el Consejo Directivo por la gestión y la mayoría estudiantil del Colectivo, así como un plan de lucha. Este incluye un corte en Puan y Goyena para el martes 12, acompañado de clases públicas junto a docentes, y una nueva asamblea al finalizar esa jornada. También se votó una junta de firmas que se presentará en movilización junto al reclamo de derogación del recorte en la próxima sesión del consejo directivo, el martes 19.

Las mociones fueron presentadas en común por la izquierda, la cual logró consensuar políticamente en orden de hacer avanzar el movimiento. El único hecho a contramano fue cierta tensión por la lista de oradores entre el Nuevo Mas y el PTS -la última agrupación viene de ausentarse de todo el proceso de lucha contra el recorte.

Finalmente se votó el comunicado de AGD y la participación del CEFyL del cabildo abierto de estudiantes, docentes, no docentes e investigadores de la universidad. Nos sumamos a esa orientación que traza una continuidad en la deliberación y busca poner en pie al movimiento universitario para defendernos del ajuste en curso y el que se viene después de octubre.