24/07/2008 | 1047
CONGRESO DE LA FEDERACION UNIVERSITARIA CORDOBA

Se unieron los sojeros y los ‘redistribucionistas’

Pactaron reparto de fondos
Por Corresponsal UJS Córdoba

La sojera Franja Morada logró el acuerdo de la agrupación kirchnerista La Bisagra (ligada a Hijos) para la convocatoria al congreso de la Federación Universitaria de Córdoba. La FUC está acéfala desde hace casi tres años.

Al acuerdo se sumaron el MNR y el juecista Frente Cívico. Ambas agrupaciones ya son parte del gobierno de la Universidad de Córdoba de la mano de la rectora Carolina Scotto. La política la fija la ‘renovada’ Franja Morada.

¿Para qué convocan al congreso? El acuerdo, puesto por escrito, explica con toda claridad que es necesario superar un problema económico: «recuperar las fuentes de financiamiento genuinas para la Federación» (no dice nada de las no genuinas). Tan claro es el tema que La Voz del Interior (18/7) tituló: «La FUC quiere volver a manejar fondos».

Eliana López, dirigente de La Bisagra, reconoció a La Voz que «recuperar la venta de libretas era un objetivo, pero el paso previo es definir a qué actividades de la FUC se destinarán los fondos… Actualmente, la Federación está vaciada de contenido, en parte, culpa del desfinanciamiento que sufrió». ¡Aleluya! Ahora sabemos que cuando La Bisagra se refería a la necesidad de recuperar los centros y la Federación, sólo hablaba de plata. La plata se repartió en el mismo acuerdo firmado: 40% para la conducción, 60% para las secretarías.

Los fondos serían: 100 mil pesos anuales si recuperan las libretas y 60 mil más por otros conceptos; además quieren una parte del alquiler de bares y fotocopiadoras.

Aprovechando la volada decidieron que el congreso vaya más allá y, por ejemplo, apruebe cambios en los estatutos de los centros para poder fiscalizar sus fondos. Así serían los propios agentes del rectorado los que dirán si están bien o mal gastados los fondos destinados, por ejemplo, a luchar contra el Rectorado. También se van a meter con el régimen electoral de los centros.

El acuerdo planteaba que el congreso se convocara el 7 de agosto. Pero luego repararon que estaría en pleno funcionamiento la universidad, entonces decidieron adelantarlo para el 2 de agosto, aún en vacaciones.

Las agrupaciones de la Unión de Juventudes por el Socialismo rechazamos de cabo a rabo esta maniobra podrida y llamamos a todo el activismo honesto a repudiarla.

Exigimos, primero que el congreso sesione a fines de agosto cuando todos los estudiantes estén en las aulas y, además, sea de carácter público. Segundo, que el congreso discuta un plan de acción para superar la crisis universitaria, es decir por la defensa de las carreras de grado, la eliminación de las restricciones como el cupo de Ciencias Médicas, el inmediato aumento presupuestario y el apoyo a la lucha salarial de los trabajadores universitarios, y que se hagan públicos los acuerdos establecidos entra la UNC y las empresas privadas.

Queremos una Federación con un sistema semifederativo y semiproporcional para la composición de su congreso, siguiendo el ejemplo de la Federación Universitaria de Buenos Aires, donde es de carácter público y todos los estudiantes pueden participar.

Por último, reclamamos la inmediata convocatoria de asambleas de los centros de estudiantes para discutir y mandatar a los delegados sobre estos puntos.

En esta nota

También te puede interesar:

El FIT cerró la campaña electoral con un acto.
Córdoba, Formosa y La Pampa son las tres provincias que hasta el momento no adhirieron.
Se aprestan a aprobar en la Legislatura la reforma del Estatuto que consagra la precarización laboral de la docencia.
Se desarrolló una importante acción de la Coordinadora de jubilados.