03/08/2020

Derecho UNC: exámenes virtuales, la gestión retrocede, estudiantes a organizarnos

Este domingo 9/8 a las 17h vía Meet. Vamos a organizarnos para que nadie se quede afuera.

La presión de padres y estudiantes fue clave para dar marcha atrás con exámenes presenciales.

El Decanato de Derecho tuvo que dar marcha atrás con la pretensión de tomar exámenes finales de manera presencial en las actuales circunstancias de pandemia. La resolución 546/2020 concordante con resolución rectoral 641/2020 plantea los exámenes virtuales en las fechas prorrogadas. Claramente es un paso adelante para les estudiantes de Derecho, ya que quienes están fuera de la ciudad Córdoba, y los grupos de riesgo ahora podrán rendir. Sin embargo, la aplicación y reglamentación de cómo se tomarán los exámenes por medios virtuales aún no está clara.

En el cambio de opinión del Decanato para dejar sin efecto su posición de tomar exámenes de marera presencial mucho tuvo que ver el reclamo de padres y estudiantes, que hicieron sentir su posición en redes sociales. En definitiva, se hizo lo que el Centro de Estudiantes y consejeres estudiantiles entregaron cuando le votaron los exámenes presenciales a la gestión. Por eso ahora, una vez que se lograron los turnos virtuales, es una impostura que quieran anotarse una lucha que no dieron. Es necesario tener en cuenta que el COE aprobó el protocolo de exámenes presenciales presentado por la facultad, pero sugería no aplicarlo. En Córdoba los casos de Covid se multiplican, con lo cual tomar exámenes presenciales en este marco era un atentado a la salud de la comunidad académica. Derecho era la única facultad que pretendía tomar exámenes de manera presencial.

El recule de las autoridades no es menor, puesto que los exámenes finales del ingreso se tomaron a pesar de que el Ministerio de Educación de la Nación suspendió las clases. Es decir esta gestión ya expuso a miles de estudiantes, ahora pretendía reincidir, una vergüenza. De modo que desde el inicio de la pandemia, el Decanato ha continuado con un derrotero de lesionar derechos adquiridos por les estudiantes, quito promociones, no garantizó clases para el conjunto de estudiantes. Y para peor, bajo esta gestión la Facultad que debiera formar y ser ejemplo en una reglamentación y legislación clara y con la garantía de seguridad jurídica, ha impuesto a sus claustros un vaivén constante y una improvisación que es producto directo de decisiones unilaterales, inconsultas y antidemocráticas en los organismos de gobierno. Esto mientras nuestro órgano de representación gremial oficia como mero trasmisor de mensajes.

El Decanato se ha dedicado sistemáticamente a atacar los derechos estudiantiles y a descargar los costos de la pandemia en los claustros docente y estudiantil. La virtualización ha demostrado todas sus limitaciones con una profunda deserción. Esto con el aval de las burocracias estudiantiles de Franja Morada (UCR), UEU (PJ) y el nuevo frente que integran Bisagra, JUP, y La Cámpora (Frente de Todos) que se han llamado al silencio, a aprobar sin más las decisiones imprudentes y potencialmente dañosas del decanato, y trasmitir informaciones que se encuentran en las páginas oficiales de la facultad.

Este estado de cosas ha impulsado una enorme deliberación por parte de la comunidad de la facultad de derecho. Los grupos de wathsapp, las redes sociales, han sido escenario de diversas denuncias y posiciones en torno a la gravísima situación que impone la pandemia y los atropellos de las autoridades. Incluso madres y padres de compañeres del interior provincial y de otras provincias han reclamado por la situación que generaban las resoluciones del Decanato, ahora que las autoridades recularon es necesario continuar organizándose por los reclamos que faltan. Ahora es cuando aprovechar el impulso de lo conquistado.

Les estudiantes de derecho hemos elaborado, en los últimos años y durante este semestre una batería de reclamos, un programa que sigue vigente a pesar de los ataques de las autoridades y las burocacias:

-Que se garantice el derecho a promoción

-Que se establezcan protocolos claros para los exámenes virtuales.

-¡No al Respondus! Programa que viola la intimidad y la seguridad de estudiantes a la hora de rendir virtualmente.

-¡Que se flexibilicen las correlatividades! Cuestión que hubiera ahorrado una serie de problemas en cuanto a las inscripciones a materias y reprogramación de mesas de examen.

-Aumento de presupuesto para educación ya. Aumento de becas progresar y de conectividad.

-Que se convoque a deliberar a todos los claustros de la facultad para establecer los protocolos de examen y la vuelta a clases. ¡Basta de decisiones arbitrarias, restrictivas y unilaterales!

-No al pacto del Rectorado y el Vaticano.

– ¡Que nadie se quede afuera de la universidad!

-¡Asamblea estudiantil e interclaustros para defender la educación!

Desde la UJS llamamos al estudiantado a organizar nuestro descontento para que no se sigan quedando afuera de la carrera más compañeres ¡No podemos dejar que sigan avasallando nuestros derechos!

En este marco, convocamos a una reunión abierta vía Meet el domingo 9 de agosto a las 17hs para establecer cuáles son nuestras demandas en esta etapa y elaborar un plan de acción para cumplir con cada una de ellas. ¡Agítese! que necesitamos de todo su entusiasmo, ¡infórmese! que necesitamos de toda su inteligencia, ¡organícese! que necesitamos de toda su fuerza.

También te puede interesar:

Toma fuerza el paro del 10 de noviembre en los hospitales por salario, personal y condiciones de trabajo.
Es necesario que se haga sentir el reclamo de todos los hospitales.
Un pronunciamiento contra la represión y por el derecho a la tierra y la vivienda.
La conducción de Uepc y el SEP (empleados públicos) firmaron una rebaja salarial
Llaryora reconoce integralmente un endeudamiento generado por Mestre.