09/09/2004 | 867

Derrotemos el presupuesto de Kirchner y el FMI

El gobierno ha lanzado una ofensiva contra las universidades nacionales, como lo testimonia la exhortación de Ginés García, ministro de Salud, a establecer cupos y exámenes de ingreso, hacer la reforma curricular y congelar el presupuesto.


El desguace de la universidad y la penetración capitalista es la salida que preparan a la “crisis de la educación superior”.


Congelamiento presupuestario


Kirchner ya anunció, con el acuerdo del CIN (Consejo de rectores), que en el 2005 las universidades no recibirán mayores fondos. Meses atrás, el propio CIN señaló que para recuperar el valor del presupuesto del año 2001 (previo a la devaluación, pesiñcación y a una inflación del 60%) es necesario triplicar los fondos que el Estado destina a las universidades.


La aprobación del presupuesto elevado por el gobierno y el CIN equivale a decirle no al aumento salarial de docentes y no-docentes, a las becas y comedores que redama el movimiento estudiantil, a la apertura de nuevos cursos y nuevas designaciones docentes, a la construcción de nuevos edificios que permitan terminar con los verdaderos cupos de cemento en que se ha convertido la capacidad edilicia de las facultades.


Reforma reaccionaria


Al mismo tiempo, el Ministerio de Educación presentó en la reunión del CIN un proyecto improvisado de reforma de la educación superior, que no pasa de un refrito de viejos planteos del Banco Mundial. 


El nudo del planteo pasa por el reemplazo de las carreras actuales por varios ciclos. El primero de los ciclos sería común para varias carreras y duraría dos años; tendrá cinco orientaciones generales y otorgaría un título intermedio. Este título constituye una desvalorización general de las carreras y un gran cupo de ingreso para el ciclo siguiente.


Este primer ciclo ya funciona de alguna manera en la UBA bajo la forma del CBC. El CBC se ha transformado en una máquina de expulsar estudiantes. Entre los 60 mil que cursan en aulas repletas y en las peores condiciones pedagógicas posibles, se calcula que la deserción supera el 50%.


El plan oficial se completa con un segundo ciclo, también de dos años. Los conocimientos más específicos que hacen a la formación profesional, sin embargo, estarían reservados a los posgrados, fuertemente arancelados. Los planes de estudio deberán ser nacionales, lo que ataca la autonomía universitaria.


Plan de lucha


En este cuadro se realizará el Congreso Regional Educativo convocado por la Conadu Histórica. En la Capital y en la provincia de Buenos Aires es organizado por la AGD y la Fuba, junto a centros de estudiantes y asociaciones docentes de otras universidades. Del Congreso también participarán estudiantes secundarios y terciarios.


El Congreso tendrá su punto culminante en la votación del plan de lucha para derrotar el presupuesto de Kirchner y el FMI y su política de destrucción de la educación. Está prevista una movilización nacional el 24 de septiembre.


La Unión de Juventudes por el Socialismo llama a todo el movimiento de lucha de la educación a participar en el Congreso y a organizar una masiva movilización nacional el próximo 24.

También te puede interesar:

Ningún despido en la UBA. Reincoroporación inmediata de Pablo Boglio.
Sumate a una campaña que crece con cada vez más fuerza entre la juventud.
Con 350 conexiones de luchadores sesionó un plenario educativo que reunió expresiones de toda la comunidad educativa.
Se impuso la lista que reúne a las agrupaciones kirchneristas.
¿Por qué son necesarias las ideas de Marx para la juventud?