17/10/2020

El recorte de presupuesto a la Universidad de Salta supera los mil millones de pesos

Así lo reconoció el rector Claros en la Legislatura provincial.

A instancias del diputado provincial del Partido Obrero, Claudio Del Plá, el rector de la Universidad Nacional de Salta (Unsa) participó de la sesión legislativa del martes pasado para explicar el alcance de la reducción del presupuesto para la universidad.

Ante la consulta de nuestro diputado, el rector Víctor Claros reconoció que, en términos reales, el presupuesto presentado para todas las universidades implica una caída del 25%, pero que los rectores entendían “el momento por el que pasa el país”. Reconoció también que con esta merma, ciencia y técnica pierde 1.500 millones el próximo año. No es poco para un gobierno que se jacta de ser el gobierno del desarrollo y la promoción de la investigación científica…

Luego planteó que Salta es la más perjudicada de todas las universidades nacionales por la reducción de la alícuota con que se distribuyen los fondos, la primera en materia de rebajas, con más de 300 millones de pesos. Siempre en valores constantes, el presupuesto de la Unsa cae en total 1.100 millones de pesos (800 por la que afecta a todas las universidades y 300 que impactan exclusivamente a la UNSa por rebaja de la alícuota).

Claros explicó que el 85% del gasto son sueldos y 15 % gastos de funcionamiento, lo que revela que si este presupuesto pasa golpeará severamente los salarios de los docentes universitarios.

Se expuso también que los presupuestos de Medicina y de la sede Cafayate no están incluidos en el llamado “consolidado”, a pesar de que estas ofertas llevan más de cinco años de abiertas. Otras carreras, abiertas más recientemente en el interior, dependen de aprobaciones año a año, lo que las hace totalmente vulnerables en este cuadro de achique presupuestario.

La cámara aprobó por unanimidad una declaración que reclama el aumento de presupuesto para la Unsa y la restitución de la alícuota de coparticipación de 1.58 a 1.72.

Se  eludió en el texto aprobado la denuncia del recorte general del 25% -es decir, la denuncia de un presupuesto que los Fernández están pactando con el FMI, que es lo que planteaba la declaración propuesta por el bloque del PO. El asunto es realmente grave: el presupuesto 2021 se presentó al mismo día que vino el Fondo Monetario Internacional al país; es una ofrenda de los Fernández para intentar el salvataje a una política que está absolutamente fracasada y que está llevando a una desorganización económica total al país.

El rol de las direcciones estudiantiles y las autoridades

Las direcciones estudiantiles vinculadas al kirchnerismo ni se pronunciaron contra semejante ataque del gobierno.

Por su parte, los de Franja Morada publicaron un texto en las redes sociales titulado “Declaración de la mesa nacional de la Franja Morada. Emergencia educativa y vueltas a las aulas ya”, donde buscan encubrir la connivencia que tienen con el gobierno nacional y el FMI, llamando a la vuelta a clases sin decir -en los más de 4 mil caracteres del texto- una palabra contra el ajuste, ni estableciendo como sería el regreso a las aulas, ni con qué presupuesto. Recordemos que cuando fueron gobierno con el macrismo también pactaron con el Fondo e incluso avanzaron con las quitas de las incumbencias de las carreras universitarias, y fueron siempre punta de lanza de la privatización en la educación.

Los docentes universitarios de Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (Adiunsa) y la federación Conadu Histórica vienen de protagonizar un apagón virtual con cese de actividades, exigiendo un aumento salarial superior al 7% que quiere el gobierno. Sin embargo, el secretario general de Adiunsa, Diego Maita, dijo en El Tribuno que “nosotros tenemos confianza en que la ciencia y la tecnología es prioridad para el gobierno”. Queremos transmitirles a todos los docentes universitarios, que en realidad el ajuste presupuestario es una consecuencia de los acuerdos con el FMI, que son las verdaderas prioridades del presidente.

Defendamos la universidad, estatal y gratuita

Los compañeros del Partido Obrero que nos organizamos en la Unión de Juventudes por el Socialismo (UJS) nos movilizaremos el día que se trate el presupuesto en el Congreso de la Nación, para rechazarlo y exigir un presupuesto acorde a las necesidades reales de cada universidad.
En Salta ya estamos organizándonos para enfrentar este nuevo ataque y queremos llamar la atención de toda la sociedad de la gravedad de este ataque en regla contra las universidades.

Ante la parálisis de las direcciones estudiantiles vinculadas al gobierno, queremos llamar a los estudiantes de Salta, docentes y personal de apoyo universitario (PAU), y en particular a todos los compañeros de las sedes del interior, a impulsar la autoconvocatoria de todos los claustros. Garanticemos la más amplia deliberación y pongamos en pie un plan de lucha que enfrente los ataques del gobierno y el FMI contra la educación en general y para que conquistemos cada uno de nuestros reclamos, para que ningún estudiante quede fuera, contra la precarización de nuestros docentes y contra cualquier intento de cierre de las sedes del interior.

En esta nota

También te puede interesar: