13/08/2020

El regalo de Alberto Fernández para la UBA: ajuste, precarización laboral y privatización

El presidente realizó un acto junto al rector de la UBA por los 199 años de la creación de la Universidad.

Alberto Fernández, en conjugación con la “oposición” radical y macrista, le ha destinado a la educación pública el mismo presupuesto que en 2019.

El día de ayer, el presidente Alberto Fernández realizó un acto junto al rector  de la UBA, Alberto Barbieri, por los 199 años de la creación de la Universidad. En este acto, el presidente se puso la camiseta de “orgullo UBA”, en un claro apoyo a la gestión de Barbieri, quien encauza detrás de su política tanto a peronistas como a radicales y macristas. El acto en sí mismo es una confesión política de la conformación del cogobierno de la UBA y de la demagogia adoptada por el gobierno nacional en torno a la educación.

El ataque a la universidad que enorgullece al gobierno

En contraposición a lo planteado por los decanos presentes, el rector y el propio presidente, el estado de la educación está lejos de darnos orgullo a lxs docentes y estudiantes que pasamos por la UBA. Sucede que la situación es muy aguda: el presupuesto de la UBA ha sido duramente golpeado, junto con el del resto de las universidades nacionales. El gobierno de Alberto Fernández, en conjugación con la mal llamada “oposición” radical y macrista, le ha destinado a la educación pública el mismo presupuesto que en 2019. El truco del gobierno está en que la inflación entre enero de ese año y marzo de 2020 es del 65%. Por lo que, en esencia, no hay un presupuesto 2020 para la Universidad y el utilizado es una clara escalada en términos de ajuste. No sorprende, ya que en cada uno de sus gobiernos han hecho lo propio por desfinanciar la educación; sólo hace falta pisar cualquiera de las 13 facultades para dar cuenta de esto.

La torta nunca llega a docentes y estudiantes

La imposición de la virtualidad por parte de las gestiones tampoco mejoró las condiciones, sino todo lo contrario. La deserción masiva vista en el primer cuatrimestre es consecuencia de la política de “sálvese quien pueda”, que profundizó las raíces de la desigualdad de estudiantes y docentes. Aquellxs que pudieron sobrellevar la cursada virtual, se encontraron y se encuentran totalmente abandonados por los centros de estudiantes de servicios, que no han sido de mucha ayuda (por no decir nula) en lo que tiene que ver con la defensa de los derechos de lxs estudiantes. Se han convertido en voceros de las gestiones, utilizando a la Fuba (dirigida por la Franja Morada en alianza con un sector del peronismo porteño) como una herramienta más en pos de su objetivo: la entrega de cada una de las conquistas estudiantiles.

La situación docente también da cuenta del ajuste en educación, donde las paritarias a la baja es de los más grandes méritos de la burocracia sindical, entongada con el gobierno y las gestiones hasta la médula. Fueron lxs docentes quienes tuvieron que ponerse al hombro la continuidad de la cursada y fueron las gestiones, quienes lxs expusieron a un combo de superexplotación y precarización laboral de niveles inimaginables; capítulo aparte son lxs docentes ad honorem -hoy en día más de 10 mil en la Universidad- quienes no cobran un peso por su trabajo, pero tampoco tienen ART ni obra social. Se ve que hay quienes piensan que se puede comer con la vocación.

El festejo era con los capitalistas

Pero si esto no es suficiente para, al menos, cuestionar el “orgullo UBA” que tanto levantan, la venta de la educación al mejor postor debería dar en el ángulo. Los contratos con empresas privadas contaminantes, como el convenio entre Shell y Exactas, no son más que una excusa para vender la educación y la formación de miles de estudiantes al servicio de los intereses de los grandes capitalistas. No alcanza con desfinanciar de manera constante la UBA; las gestiones y el gobierno nacional deben sumarle la mercantilización masiva de la educación, de la mano de programas como el de Reconocimiento Académico y la Coneau.

No presidente, el único orgullo es la defensa de la educación

Lo único que da orgullo de la UBA es la lucha que estudiantes y docentes hemos dado a lo largo de muchísimos años para defender la educación pública y enfrentar el ajuste y, a su vez, seguir siendo una casa de estudios líder en el desarrollo de ciencia y tecnología. Pero que no nos engañen: todo eso fue a pesar de los intentos por privatizar la Universidad de quienes nos gobiernan y gobernaron.

Desde la UJS reivindicamos a lxs estudiantes, docentes, no docentes e investigadores que hacen que la Universidad funcione pese a los ajustes de los distintos gobiernos y autoridades. Decimos bien en claro: no presidente, ningún orgullo. La orientación actual de su gobierno y de las autoridades hacia la Universidad nos dan vergüenza. Seguimos luchando por una Universidad pública al servicio de los intereses sociales y no de los capitalistas.

También te puede interesar:

Los gobiernos de Alberto Fernández y de Larreta atentan contra una despedida popular.
Seguimos luchando por presupuesto y educación sexual integral, laica, científica y respetuosa de la diversidad.
Escribe Pablo Heller. El nacionalismo devenido en fondomonetarista.
Pelea por el control de una parte sustancial del aparato del Estado.
Todos los bloques políticos de la Legislatura operan a favor del saqueo.