10/06/2019

Elecciones en la Universidad de Lanús: vamos con el Frente de Estudiantes en Lucha

Por Ayelén
candidata a presidenta del CEPyPP

Del 11 al 14 de junio se votará en el Centro de Estudiantes de Planificación y Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), que nuclea a los estudiantes de las carreras de Relaciones Internacionales, Ciencia Política, Educación, Seguridad Ciudadana y Justicia y Derechos Humanos.


Bajo la conducción de la lista 1, Somos UNLa, referenciada con la rectora Ana Jaramillo y conformada por agrupaciones kirchneristas, el centro no ha tomado -a pesar de su discurso de oposición al gobierno- iniciativas que impulsen la organización estudiantil contra el ajuste y sus manifestaciones: la creciente deserción estudiantil, el aumento del costo de los materiales de estudio y del comedor (privatizado), el masivo bochazo en el curso de ingreso restrictivo (40% de los inscriptos), el congelamiento del Progresar, entre otros aspectos. El año pasado, en plena rebelión educativa, se adaptaron completamente a las orientación de entrega de los sindicatos docentes Fedun y Conadu y al acuerdo paritario de miseria que finalmente firmaron. En las elecciones también se presentarán la agrupación AUGE, asociada a Somos y que en la UNLa acompañan al rectorado y Franja Morada, la agrupación de la UCR-Cambiemos.


En este escenario, se ha puesto en pie la lista 5, Frente de Estudiantes en Lucha, conformada por UJS-Partido Obrero, Hagamos lo Imposible y estudiantes independientes. Este frente es la principal oposición a Somos UNLa y propone modificar la orientación del centro.


Para defender la educación pública, es necesario un centro de estudiantes que sea independiente de las autoridades que aplican el ajuste, en sintonía con la política del kirchnerismo (que ya ha anunciado que, de volver al gobierno, mantendrá el pago de la deuda y el acuerdo con el FMI). Necesitamos un centro que sea una herramienta de organización y lucha por todas nuestras reivindicaciones. La campaña que desarrolla la UJS parte de la explicación de esta situación y plantea la necesidad de transformar la UNLa para terminar con el curso de ingreso restrictivo, con las privatizaciones y con el régimen de pensamiento único en las cursadas, a través de la implementación de cátedras paralelas.


Estas elecciones serán una oportunidad para el movimiento estudiantil de la UNLa para debatir cómo abordar la etapa de profundización del ajuste que se aproxima y tomar un curso de independencia y lucha.