06/06/1995 | 450

Extraordinaria movilización universitaria

Por E. S.

El martes 30, más de 10.000 estudiantes universitarios marcha­ron en Córdoba. La movilización (la más grande que se recuerde des­de el ’83) arrancó de la Ciudad Universitaria y fue sumando al conjunto de las facultades, incluso aquellas que hasta ese momento no habían salido a luchar contra la ley (como Arquitectura, Medicina y Abogacía). La movilización con­cluyó con una toma masiva del Rectorado (la segunda en una se­mana), donde los estudiantes repi­tieron la metodología de resolver soberanamente en asambleas las reivindicaciones y el camino a se­guir.


La lucha en Córdoba comenzó al margen de la Federación Univer­sitaria, y en un sentido en contra de ella, ya que la Franja Morada tenía prevista una movilización para el viernes 2. La presencia de los diri­gentes de la FUC en las asambleas fue recibida con duras acusaciones por la inmovilidad que han mani­festado; la presencia de Franja fue el resultado del vigor que había cobrado la movilización. Pero don­de el movimiento muestra su distanciamiento de la Federación es en la incorporación de la consigna “Por la derogación de la 5/90” (contribución obligatoria), que es un adelanto de la ley aún no aproba­da, ya que termina con la gratuidad de la enseñanza (en Córdoba, tam­bién existen los aranceles a los cur­sos de posgrado y los cursos de ingreso). La Franja aprobó el pago de esta contribución impuesta por el menemista Delich, diciendo que era el mal menor, hoy, la contribu­ción no sólo ha ido en aumento sino que además es un obstáculo para rendir materias o inscribirse. El centro de la lucha contra la aproba­ción de la ley está justamente en la derogación de la 5/90, y la UJS viene señalando que mal se puede luchar contra un proyecto si no li­quidamos las expresiones ya vigen­tes del mismo. El Frente Grande, e incluso agrupaciones de izquierda, son proclives a abandonar esta con­signa en aras de la unidad con la Franja, en pos de la movilización del miércoles 7 (a la cual FM se sumó a último momento) y de la Marcha Federal del 16.

También te puede interesar:

Un caso testigo que expresa un régimen universitario corrupto y antidemocrático.
En un cuadro de ascenso de casos de Covid es necesaria una intervención de docentes y estudiantes en defensa propia.
Se perdieron turnos de exámenes finales, la vulneración de derechos estudiantiles continua, la gestión de Altamirano es responsable.
Una causa contra el movimiento estudiantil para continuar haciendo pasar el ajuste en la educación.