01/09/2018

La marcha dejó un mandato: seguir la lucha hasta ganar

Presidente de la FUBA

La multitudinaria movilización que entre la Ciudad de Buenos Aires y el interior del país reunió a más de 600.000 estudiantes, docentes y trabajadores dejó un mandato claro: continuar el plan de lucha hasta quebrar el ajuste de Macri y el Fondo Monetario contra la universidad pública. Así lo entendió el movimiento estudiantil que en facultades como Filo, Sociales y Psicología de la UBA y en tantísimas otras del interior del país, de San Luis a La Pampa, de Córdoba a Rosario y Mar del Plata, debate por estas horas continuar con las tomas hasta la obtener la satisfacción de todos los reclamos.


No es el dólar, es la burocracia 


Para el día de hoy estaba prevista una nueva reunión paritaria. De acuerdo los augurios de los rectores Barbieri, Tauber, Juri y Perczyk, el gobierno se disponía a hacer una “oferta superadora” para encauzar el conflicto. Emiliano Yacobitti, líder en las sombras de la Franja Morada que conduce la Federación Universitaria Argentina (FUA), había tuiteado que se “había roto el techo del 15%”. Sin embargo, nada de esto ocurrió. 


De acuerdo al pasquín oficialista Clarín, “el dólar quemó todos los papeles”. Entrevistado por ese diario, el secretario general de la Conadu K, De Feo, confesó que acordó con Finocchiaro el levantamiento de la mesa paritaria. “Ya no hay marco de referencia para debatir nada”, dijo, y agregó para congratulación del macrismo que no votarán nuevas medidas de fuerza porque “el diálogo está encausado” (Clarín, 31/8).


Por su parte, la Conadu Histórica rechazó la postergación de la reunión y convocó a una quinta semana de paro. Como nunca desde que arrancó el conflicto quedó en evidencia el rol colaboracionista de la burocracia docente kirchnerista con el Finocchiaro y compañía. ¿Puede quedar el salario docente y la universidad a merced de la economía fondomonetarista? Los docentes tenían un programa para plantear que era el 30% de aumento ya con cláusula gatillo. Pero De Feo, Fedun y Ctera prefirieron hacer de la crisis económica una excusa para postergar los reclamos y darle tiempo al gobierno.


Operativo de freno


Macri y los rectores aprovecharon el precioso tiempo ganado para desatar un furioso operativo para frenar y levantar las ocupaciones. En San Luis, Franja Morada y el PJ se coaligaron en un intento por terminar con las tomas. En la UBA, la agrupación Nuevo Espacio de Medicina, ligada a Barbieri y Yacobitti, llamó a repudiar la ocupación de la facultad, resuelta por una asamblea autoconvocada al margen del centro de estudiantes. En el conurbano, el papel de bombero fue asumido por el kirchnerismo. En la Universidad de Tres de Febrero, las agrupaciones K se amontonaron para evitar que la asamblea estudiantil convocada por estudiantes independientes y la izquierda pudiera votar la toma de la facultad. Como ocurre a nivel docente, en el movimiento estudiantil hay una fuerte disputa entre las agrupaciones asociadas al régimen universitario y las fuerzas independientes y de izquierda por la continuidad o no de las medidas de fuerza.


Vamos por la victoria 


El operativo de freno lanzado por los rectores y la burocracia docente y estudiantil se contrapone a la tendencia cada vez más evidente de la comunidad docente-estudiantil y el pueblo trabajador a ganar la calle para que la bancarrota capitalista no se descargue, como tantas otras veces, sobre las espaldas de las masas. Lejos de cualquier confabulación de aparato, la UJS y el Partido Obrero llamamos a apoyar esta tendencia profunda del pueblo. Como dijo nuestro compañero Federico Casas, secretario ejecutivo de la FUA, en el acto de Plaza de Mayo: “el gobierno tiene miedo porque la huelga universitaria puede confluir con la movilización de todos los trabajadores”. 


En estas horas decisivas para el conflicto llamamos a continuar con todas las medidas de lucha y a preparar una quinta semana de huelga con la universidad en la calle. En la Capital, está planteado unir a los universitarios con los estudiantes terciarios, que se movilizarán el martes 4 contra la UniCABA y el cierre de los 29 profesorados. La Fuba y varias asambleas ya votaron organizar una asamblea interestudiantil de toda la Capital el próximo jueves 6. Es necesario superar el rol paralizante de la FUA de Franja Morada con la convocatoria un congreso nacional del movimiento estudiantil para acompañar a los docentes en lucha. Junto al salario docente está en juego el ajuste y la privatización de la universidad toda.


Es cierto que el control de la economía escapa cada vez más de las manos del macrismo. Pero, lejos de ser una excusa para frenar la lucha, se trata de enfrentar el ataque del capital y sus partidos al salario y la educación pública con la movilización masiva de la juventud y los trabajadores. 

También te puede interesar:

Vamos el 11/12 a la Plaza de Mayo, contra el acuerdo con el FMI.
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.
Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.