24/02/2021

La Universidad de Tres de Febrero arranca el 2021 con despidos docentes

Basta de precarización y persecución. Reincorporación de Marina, Carla y Laura.
Por Axel Wey

El ciclo lectivo 2021 en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) comienza con el despido encubierto de tres profesoras, con niñes a cargo, por reclamar y organizarse por sus derechos laborales. Frente a los despidos para disciplinar a les docentes y mantener un régimen de precarización laboral al interior de la universidad, crece la solidaridad y los pronunciamientos por la reincorporación de las compañeras, a pesar del silencio absoluto de las direcciones gremiales docentes, no docentes y estudiantiles alineadas al Rectorado.

Marina Rieznik, Carla Lois y Laura Esteras, docentes de Pensamiento Tecnocientífico, fueron despedidas a mediados de febrero mediante un mensaje del coordinador de la carrera de Artes Electrónicas de la Untref. Trabajaban bajo la modalidad de contrato, ganando la mitad del sueldo que les docentes nombrados. En 2020 les pagaron recién a fin del primer cuatrimestre, debiendo incluso trabajar un mes de forma gratuita.

En ese momento solicitaron cobrar lo que les correspondía y un aumento salarial, ya que su sueldo es la mitad que el de un docente nombrado. Ante ello, fueron amenazadas de que se abriría un conflicto, con abogados de por medio, y se les instó a no informar a sus compañeres docentes cuánto cobraban. Llegado 2021, decidieron elaborar un petitorio exigiendo nombramientos y equiparación salarial. La respuesta de las autoridades fue no renovarles el contrato bajo el pretexto de que han “redefinido lo que están necesitando”.

Los tres despidos son claramente una persecución a docentes activistas a fin de preservar un régimen de precarización laboral al interior de la Untref. La modalidad de “contrato” se extiende entre la docencia, permitiendo a las autoridades un control y disciplinamiento de la planta docente, que se adecua con el ajuste presupuestario y el régimen de camarillas que gobierna la universidad.

Para ello, el peronismo se sirve de una fuerte regimentación en la universidad. El rector Jozami comanda la misma desde 1998. El gremio docente Aduntref tiene una única lista, lo que no llama la atención con este tipo de medidas y aprietes contra les docentes. Mientras en el Ceuntref (estudiantes) se exigen condiciones que obstruyen la presentación de listas independientes. De esta manera han trabajado para desorganizar a la comunidad educativa y viabilizar el ajuste.

El ingreso universitario tiene topes, dejando a cientos de estudiantes afuera en 2019. La cursada virtual tampoco no fue garantizada, con índices de deserción inéditos. El sueldo docente también cayó en picada sin que muevan un dedo por defenderlo. Mientras, se extienden los negociados con carreras, cursos, diplomas y postgrados arancelados que duplican a la oferta académica gratuita.

Frente al inicio de clases, el Rectorado celebró junto a rectorxs de todo el país como un éxito el (fracasado) ciclo lectivo virtual 2020. Para este nuevo año, la primera medida no fue un aumento salarial, el nombramiento de docentes, la distribución de notebooks y conectividad a les estudiantes/docentes, sino el despido de quienes se organizan en defensa de la educación pública. Es la continuación del apoyo al presupuesto educativo 2021 de ajuste que pactaron con el gobierno y exige el FMI.

A pesar del silencio de las organizaciones gremiales de la Untref, crece la campaña de solidaridad con las compañeras, en rechazo a la persecución y contra la precarización laboral. Una asamblea estudiantil autoconvocada por les estudiantes de Artes Electrónicas ya se pronunció. También gremios docentes universitarios como la AGD-UBA. Urge aumentar la difusión entre el movimiento educativo. Exijamos que los gremios de la universidad se pronuncien. En este camino, urge abrir el debate en las cursadas y carreras, fundamentalmente al interior de la docencia.

Basta de precarización y persecución a les docentes. Reincorporación ya de Marina Rieznik, Carla Lois y Laura Esteras.

En esta nota

También te puede interesar:

Entrevista a Alicia Rey, delegada de los trabajadores de la Clínica San Andrés                     
Reclaman la apertura inmediata del centro de salud y la preservación de los puestos de trabajo.
Reclaman la reapertura del centro de salud.