26/09/2001 | 723

Los estudiantes toman la posta

La aceptación por parte del gremio de los docentes universitarios (CTA) de la conciliación obligatoria decretada por la Bullrich, no ha producido el levantamiento de la lucha. Por el contrario, los estudiantes han reforzado la ocupación de las facultades, que ya llevan más de un mes.


Con piquetes y asambleas masivas que se realizan periódicamente, el movimiento estudiantil mantiene ocupadas 7 facultades. El centro de la movilización se encuentra en el ex edificio de Jockey Club, donde están varias facultades y el rectorado. En Periodismo, por ejemplo, los estudiantes resolvieron la prohibición del ingreso a los profesores y a los funcionarios universitarios. Todos los viernes se realizan marchas de antorchas que reúnen a miles de estudiantes universitarios, secundarios y docentes.


Crisis final


A la Universidad de La Plata se le aplicó, como a todas las universidades, un recorte de su presupuesto en línea con la Ley de Déficit Cero. Esto condujo a que se le recorten los salarios a los docentes que ganan más de 1.000 pesos. A los que ganan menos de esta cifra el rectorado llegó a un compromiso de no reducirles el salario, pero sólo por dos meses. Ya los servicios no se pagan y han comenzado los cortes de suministros. El propio rector señaló que no tiene fondos y que no puede llegar a fin de año.


La situación terminal demuestra que la lucha estudiantil, lejos de cualquier radicalismo, está más que justificada. Esta situación debe ser enfrentada con una lucha de conjunto.


La Alianza ha montado una campaña para levantar la huelga. El rector denunció a los docentes ante el Ministerio de Trabajo. Los decanos presionan por el comienzo de las clases. La Franja instrumentó un plebiscito trucho para que se levanten las ocupaciones. Pero los estudiantes han hecho fracasar todas estas maniobras.


La campaña de Franja y de las autoridades universitarias demuestra que más allá de cualquier pataleo avalan el ajuste de De la Rúa-Cavallo. Lo mismo vale para el gremio docente, que aceptó la conciliación sin que la universidad deje sin efecto la rebaja salarial.


Organizar la huelga general


La situación que vive la universidad platense es similar a la del conjunto de las universidades. La crisis es general y más tarde o más temprano irán todas a la cesación de pagos, a la rebaja salarial de todos los trabajadores y al arancelamiento de las cursadas.


Pero en La Plata se están reuniendo las condiciones para una huelga general. El levantamiento de la huelga docente universitaria tiene poca vida porque la universidad no tiene nada que ofrecer. El movimiento estudiantil demuestra una enorme vitalidad y organización. Al mismo tiempo, la ciudad es un polvorín porque están en lucha los obreros de la Uocra y del Astillero, y está todavía viva la tendencia a la huelga general de los docentes del Suteba.


Planteamos organizar la huelga general con piquetes y un Cabildo Abierto de todos los sectores en lucha, obreros y estudiantiles.

También te puede interesar:

Las Juntas Internas realizaron una radio abierta frente al Ministerio de Economía y entregaron una carta a Alberto Fernández.
¿Qué dice el proyecto de ley del gobierno para las clases presenciales? 
A propósito de las críticas de Pérsico y Grabois a la ampliación de la Tarjeta Alimentar.
Organicemos asambleas no docentes como para sumarnos a las y los docentes de AGD UBA que están en un plan de lucha por el salario.