08/10/1998 | 603

Panorama de las elecciones universitarias en la UBA

Por G.S

La destacada elección de la UJS en la facultad de Ciencias Económicas, donde conquistó el 2º lugar, con casi el 10% de los votos (ver PO Nº 602), agrega un elemento novedoso en el proceso electoral de la UBA que se plantea por demás monótono.


Es que, hasta el momento, el panorama electoral está hegemonizado por el oficialismo, la Alianza, y por la oposición trucha del Ptp, que es cabeza de distintas combinaciones electorales a las cuales se subordina la izquierda (Izquierda Unida —IU—fundamentalmente). Entre oficialismo y ‘oposición’ se ha dado un cierto ‘modus vivendi’, como se demostró en el último Congreso fantasmagórico de la FUBA, que, a pesar de su vacío burocrático que supera todo antecedente, fue saludado por el Ptp en su prensa como un paso adelante. El Congreso no votó ningún plan de lucha por las reivindicaciones del movimiento estudiantil, ni ello fue reclamado por la ‘oposición’.


Alianza


La Franja Morada y el Frepaso universitario (Alianza) se han incorporado alevosamente al ‘Imperio Shuberoff’ —denominación que usa la revista Tres Puntos (Nº 10)para referirse al manejo mafioso y corrupto de la UBA dirigida por el re-re-re-reelecto rector Shuberoff. La corruptela abarca empresas fantasmas, contratos leoninos, sobrefacturaciones, etc. Las irregularidades de este tipo detectadas por diferentes organismos suman 1.404, según el informe de la revista citada. Pero además, la corruptela ya está digitada desde la distribución presupuestaria de la UBA, porque, por ejemplo, el Rectorado, que no tiene ningún estudiante ni docente a cargo, recibe el 24% del presupuesto (35,8 millones de dólares. Ciencias Económicas, con más de 60.000 estudiantes y cientos de docentes, recibe poco más de 10 millones).


La cúpula radical que dirige la universidad se beneficia con la política del gran capital financiero, con sus ojos puestos en el ‘mercado educativo’ que mueve miles de millones de dólares. No se trata ya de una inconsecuencia frente al menemismo (como plantea el Ptp) sino que se han convertido en su representante más eficaz. Como sus ‘pichones’ en la dirección de los centros y la FUBA acompañan esta política, las organizaciones estudiantiles se transformaron en empresas prestadoras de servicios, ‘shoppings’, es decir lo contrario a un sindicato estudiantil.


El prolongado dominio de la pequeñaburguesía franjista trajo como resultado la desaparición del movimiento estudiantil como protagonista independiente de la escena política y la ruptura de los lazos que lo unían con sus mejores tradiciones de lucha. La superación de la Alianza se plantea como una necesidad imperiosa para el movimiento estudiantil.


‘Izquierda’


El otro dato característico de estas elecciones es la incapacidad de la izquierda por ofrecer una alternativa a la Franja Morada. Encabezada por el ‘maoísta’ Ptp y con la IU como segundo violín, la izquierda busca ‘ganar’ a la Alianza. El Ptp reniega de la estrategia elemental de la izquierda, que es enfrentar al menemismo desde la trinchera de los trabajadores y la juventud explotada y no desde la perspectiva de la oposición aliancista completamente menemizada. Es por eso que el Ptp y Cía. no tuvieron tapujos en presentarse, en la apertura del Congreso de la FUA de principios de año, en un frente único con la dirección radical como parte de la Mesa de Enlace, en la cual participa el Ptp, la burocracia sindical ‘opositora’ y la… Franja Morada.


El Ptp debutó el año votando un decano menemista en la Facultad de Ciencias Exactas, que aunque se trataba de un promotor del Fomec en la facultad, la excusa para votarlo era luchar contra el… Fomec. Como IU mantiene la «alianza» con el Ptp, se la debe considerar cómplice de esta traición. Lejos de jugar un papel independiente, los centros que dirige el ‘maoísmo’ (Exactas, Filosofía y Letras e Ingeniería) se han adaptado completamente a la parálisis de la Franja Morada.


Izquierda


En una gran parte del estudiantado, se verifica un giro a la izquierda. Un signo inconfundible es la masividad que han adquirido los cursos en que se dictan temas referidos al marxismo y al movimiento obrero. En diferentes cátedras que ha montado la UJS en la UBA, se han anotado más de 300 alumnos. Este giro deberá profundizarse, por un lado, bajo el impacto de la crisis mundial y, por el otro, si la clase obrera es capaz de formular una política independiente que le marque una estrategia al propio movimiento estudiantil.


En este cuadro, el resultado de las elecciones de Ciencias Económicas tienen una gran importancia, porque indican un voto masivo hacia una organización revolucionaria que aparece como la oposición a la izquierda frentepopulista.