26/02/2021

Preparemos un 2021 de lucha en la Unsam

Por Axel Wey

Abiertas las inscripciones a las materias de grado y los ingresos (CPU) en marcha, va arrancando el 1er cuatrimestre del 2021 bajo modalidad virtual, que prefigura ser un año de importantes desafíos para les estudiantes.

Desde el vamos nos encontramos que se repiten algunos problemas como los cupos y la oferta académica. En Ciencia y Tecnología no hay cupos en una materia clave, Biología II, de la principal carrera, Biotecnología, y la escasa oferta académica, con materias que se abren un solo cuatrimestre, empujó a muchxs estudiantxs de la Tecnicatura en Diagnóstico por Imágenes (TDI) a inscribirse en tan solo a una de ellas. La novedad es el cierre de los Idiomas para los años más masivos (1ero y 2do) de Humanidades mediante la imposición de correlatividades que no figuran en los planes de estudio. Medida que no fue discutida ni aprobada en el consejo de escuela, mientras nos ofrecen como alternativa pagar $8.000 para cursar un idioma.

Se viene un año movido, y desde nuestra agrupación La Caldera ya estamos impulsando estos reclamos con petitorios y reuniones del Centro de Estudiantes de CyT (CeCyT) el cual presidimos, así como un importante “mailazo” en Humanidades.

Elaboremos un programa de lucha para este nuevo cuatrimestre virtual

Hace dos semanas nuestro rector, Carlos Greco, declaró como parte del Consejo Interuniversitario Nacional, que el 2020 virtual fue un éxito y el 2021 será aún mejor a la vez que volveremos a la presencialidad “según la salud de la población” (C.I.N 9/2).

La máxima autoridad de la Unsam sabe muy bien que la deserción fue récord el 2020 y conoce este nuevo inicio con cupos, cierre de comisiones, baja oferta académica y docentes sobrecargados con bajos salarios. Así como nosotros lo padecemos y por eso tenemos que elaborar un programa de lucha para este nuevo cuatrimestre virtual, partiendo de terminar con los cupos y ampliar la oferta académica en las materias que precisen más comisiones junto a cargos docentes para que nadie se quede sin cursar. Frente a la deserción, el aumento de las becas Unsam y la distribución de compus/tablets junto a garantizar el acceso a internet a quienes lo precisen.

En cuanto a “las condiciones de salud de la población” para volver a la presencialidad, impulsamos protocolos que contemplen el espacio físico y el distanciamiento adecuado, las burbujas sanitarias y los elementos de higiene necesarios. Cuando se está empujando a los demás niveles educativos a volver a clases sin condiciones, se elimina el semáforo epidemiológico en todo el país y el presupuesto de infraestructura de la Unsam para 2021 son unos escasos 12 millones de pesos, la elaboración de los protocolos y su cumplimiento serán una pulseada contra las autoridades y el gobierno. Hay que ponerlos bajo control de comités conjuntos de estudiantes, docentes, no docentes y profesionales.

Por último, cada uno de estos reclamos se sintetiza en la pelea por un aumento presupuestario inmediato, frente al recortadísimo presupuesto educativo 2021 apoyado por las autoridades; 17% de aumento frente al 50% de inflación proyectado.

Las autoridades y sus agrupaciones, más integradas al gobierno que nunca

Nuestra universidad no es ajena al rumbo que el gobierno le otorga al país. Por un lado, orientado por el FMI en el salvataje de la deuda. Por el otro, en contener la reacción que esa orientación ajustadora genera en la mayoría popular. Por eso tenemos un recorte presupuestario y la reciente incorporación de la Secretaría de Planificación y Evaluación de la Unsam al Consejo Económico y Social nacional, organismo que puja por imponer topes a las paritarias de los trabajadores en el orden del 29%. Condicionados por esta política actúan las agrupaciones alineadas a las autoridades y al gobierno que conducen la mayoría de los centros, el gremio docente y no docente.

El ejemplo del Centro de Humanidades es claro, la parálisis total frente al ajustazo en Idiomas. ¿Qué podemos esperar de quienes callaron frente a la aprobación del presupuesto 2021 y hacen de aplaudidores del rectorado? Es parte de los desafíos de este año la recuperación de los centros de estudiantes como espacios de organización estudiantil por todos los reclamos.

Golpeemos el ajuste y preparemos un 8M masivo

Una vez más, el camino lo marca el CeCyT, conducido por La Caldera en un frente único de la izquierda, impulsando reuniones, relevamientos y petitorios frente a los cupos y la falta de oferta académica. Así como el Mailazo en Humanidades, promovemos que seamos les estudiantes los que golpeemos al ajuste defendiendo nuestras carreras.

Acercándose el 8M, batallamos por una asamblea común de toda la universidad. Luego de la enorme victoria del aborto legal, urge luchar por su efectiva implementación, así como por ESI en nuestras carreras y, como el caso de Úrsula que retrato la responsabilidad estatal en la violencia hacia las mujeres, terminar con la terrible tasa de un femicidio al día. Hay razones de sobra para una gran jornada de lucha en el día internacional de la mujer trabajadora.

Tenemos importantes desafíos este 2021. Para discutir a fondo cada uno, invitamos a todes a participar del próximo plenario nacional de la UJS, del 10 al 13 de marzo, junto a jóvenes de todo el país.

En esta nota

También te puede interesar:

Triunfo de la organización docente-estudiantil. Sigamos luchando por su separación efectiva y por la reincorporación de las profesoras despedidas
Convocado por los Sutebas combativos y Ademys.
Este miércoles 14/4 a las 11hs, movilización desde el Municipio hasta el Consejo Escolar de Hurlingham.
El domingo se realizó una nueva asamblea y se elaboró una carta y un proyecto para el municipio.