20/08/2020

Psicología-UBA: organicémonos con lxs docentes para que nadie se quede sin cursar

Frente al ajuste presupuestario y la deserción estudiantil.

Empieza un nuevo cuatrimestre en un año extremadamente atípico. En nuestra casa de estudios, la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, la cursada virtual se mantendrá -por lo menos- hasta fin de año. Pero ¿por qué esta modalidad de cursada ha dejado afuera a tantxs estudiantes? La pandemia desnudó y profundizó todas las desigualdades sociales que existen en la sociedad y en la universidad.

Frente a esta situación extraordinaria, las autoridades no tomaron ninguna medida para garantizar condiciones de cursada dignas para estudiantes y docentes. No realizaron ningún relevamiento para detectar qué estudiantes y docentes no cuentan con acceso a internet, o dispositivos adecuados para asistir a la clase; no les interesó tomar nota de si algún estudiante o docente se encuentra en situación de extrema vulnerabilidad; no garantizaron plataformas que faciliten las clases online.

El balance del primer cuatrimestre es muy negativo: muchxs estudiantes afuera de la cursada, sin posibilidad de promocionar las materias -un derecho estudiantil-; con finales virtuales (EVI) solo para las materias cursadas virtualmente (y que en el pasado se podían promocionar) y con docentes super explotados. Si la cursada pudo sostenerse fue solo gracias a la voluntad, esfuerzo y creatividad de lxs docentes.

Lo que sí hizo la gestión fue extorsionar, mediante escraches públicos, a cada cátedra o docente que daba cuenta de su desidia, a través de la agrupación estudiantil que le responde, el EDI (actual conducción del Centro de Estudiantes de Psicología -CEP-).

Estas (no) políticas por parte del decano Jorge Bigleri no fueron ingenuas: al igual que el rectorado de la UBA, la gestión vio una oportunidad en la pandemia para profundizar el ajuste, que llevó a la deserción estudiantil y una mayor precarización de lxs docentes.

¿Es posible una cursada virtual con un presupuesto de ajuste?

El primer cuatrimestre nos demostró que la educación no es una prioridad de Alberto Fernández. En pos del acuerdo con los bonistas, el gobierno extendió el miserable presupuesto 2019 engendrado por el macrismo, que ya representaba un ajustazo en ese entonces. Esto condujo a la eliminación de la cláusula gatillo a lxs docentes universitarixs, a que no haya paritaria en 2020 y al congelamiento de la beca Progresar, pese a la inflación del 60%. Ahora, el presupuesto 2020 prevé un ajuste del 80% en los gastos de funcionamiento de la Universidad. Fernández, que hace demagogia con su rol docente en la UBA, es el gran responsable de continuar los ataques perpetrados por el macrismo.

De este ajuste El Impulso, la agrupación del gobierno nacional y minoría en el Consejo Directivo, no dijo una palabra. Su unilateral crítica al EDI y Biglieri confunde y desorganiza al estudiantado de Psico. Al hablar sobre la defensa de la continuidad de cursada, no se puede omitir el ajuste en el presupuesto universitario por el gobierno nacional y la complicidad del rectorado de la UBA. ¿Solucionamos los problemas de nuestra facultad desligándola del resto de la UBA y de la situación nacional? Este intento de El Impulso de confundir al estudiantado responde a que son un frente que quiere presentarse como recambio del EDI en la gestión del Centro de Estudiantes, pero de ninguna manera buscan poner en pie un movimiento de lucha que pueda conquistar las necesidades y nuestros reclamos pendientes.

El EDI: un CEP de la gestión

El accionar del EDI en lo que va del año fue lamentable. No hubo ni una reunión del CEP y mucho menos una asamblea. Nunca hubo una instancia para que lxs estudiantes puedan expresarse. Lejos de organizar a lxs estudiantes para reclamarle al decano una respuesta frente a los diferentes problemas de la cursada, se limitó a escrachar cátedras y docentes con el fin de culparlxs. Pero es la gestión la que no brinda las herramientas para que se desarrollen los contenidos de una manera correcta.

La lógica de colocar a estudiantes contra docentes llegó al ridículo la semana pasada, cuando aconsejaban a estudiantes a qué cátedras anotarse porque supuestamente esas “aceptarían ampliaciones de cupo”. Si en Psico hay miles de cursantes que no pudieron acceder a las materias, es porque desde hace años las autoridades desarrollan una política de achicamiento de la cantidad de comisiones, pese a las inscripciones récord de los últimos años. El CEP debería reclamarle al decano Biglieri la apertura de nuevas comisiones con sus respectivas rentas docentes, algo totalmente posible teniendo en cuenta la enorme cantidad de docentes ad honorem que tiene nuestra facultad.

La lucha por presupuesto y contra la deserción está en nuestras manos

La experiencia del primer cuatrimestre deja claro que la defensa de la universidad, las condiciones de cursada y el derecho a una universidad pública y gratuita queda en nuestras manos. Nada podemos esperar del gobierno nacional, de las autoridades y de las agrupaciones alineadas con quienes desarrollan el ajuste y la precarización laboral y fomentan los negociados con la universidad.

La lucha por un presupuesto universitario 2020 es urgente. El salario docente no puede esperar, como tampoco lxs estudiantes que barajan la posibilidad de dejar la facultad por falta de recursos. La orientación del gobierno de pago de la deuda externa y subsidio permanente a los capitalistas es incompatible con destinar recursos a la educación y a la salud. Por esta razón es necesario poner en pie un comité de crisis en Psico, entre todos los claustros, que coloque sobre la mesa cuáles son los problemas que estamos atravesando y organice plan de acción para pelear por ello.

Lxs estudiantes tenemos que superar a la conducción del CEP aliada a las autoridades (el EDI) y a la oposición del gobierno nacional, para organizarnos de forma independiente con esta perspectiva.

Desde este lugar estamos armando, junto con la UJS, un Congreso Nacional de toda la juventud. La defensa de la educación pública y la organización de lxs jóvenes contra la precarización laboral es una tarea que nos proponemos desarrollar a lo largo y lo ancho del país.

Invitamos a todxs lxs estudiantes que quieren organizarse contra el ajuste y por la defensa de nuestra formación como futurxs profesionales de la salud a sumarse. En Psico vamos por:

-Aperturas de nuevas comisiones con designación y rentas docentes.

-Aumento de emergencia de un presupuesto educativo: triplicación del presupuesto universitario y educativo.

-Aumentos de las becas progresar y de la beca Sarmiento.

-Computadoras gratuitas para estudiantes y docentes que no cuenten con los dispositivos adecuados para la cursada.

-Que la UBA garantice plataformas virtuales para que se puedan llevar a cabo intercambios docente-estudiantiles.

También te puede interesar:

Una respuesta a la Secretaria Académica de la UBA, Catalina Nosiglia.
Las estudiantes no nos callamos más. Basta de encubrimiento.
A propósito de una publicación de la agrupación oficialista en Derecho-UBA, y su reivindicación de la primera fiscal de instrucción de la causa.
Fuera Monsanto, Syngenta y todas las empresas de los agronegocios.
Luchemos por la Educación sexual, laica y científica.