12/12/2019

Salta: Rebelión de los estudiantes de la Universidad Católica

Por Corresponsal UJS Salta

Hace tres días que los estudiantes de la UCA están tomando medidas de lucha y repudio hacia el aumento del 35 % en las cuotas de todas las carreras anunciadas por las autoridades, lo que dejaría al precio de una cuota en 11.000 pesos sumado a una matrícula anual de 20.000 pesos. Es claro que el aumento que se quiere ejecutar pone a muchos estudiantes ante la situación concreta de tener que abandonar sus estudios, incluso algunos que están en el final de su carrera. La situación es más grave para los alumnos que vienen del interior que además tienen que pagar un alquiler.


La convocatoria surgió de los estudiantes autoconvocados de todas las carreras, los cuales eligieron los voceros que se reunieron con las autoridades el lunes 9 por la tarde para plantear el pedido de que se contemple una reducción en el aumento de la cuota y la matricula. Mientras tanto, en la entrada de la UCA fueron concentrando los estudiantes hasta llegar a ser aproximadamente 400, que  cortaron el acceso a la rotonda de la entrada de la universidad en pedido de una respuesta favorable. Desde la UJS llevamos desde el primer día nuestra solidaridad y apoyo a la lucha de los estudiantes de la UCA y como estudiantes de la UNSa llevamos el planteo de que la educación no es un negocio y el rechazo al aumento.


Ante la negativa de las autoridades los voceros bajaron a comunicar lo que había sucedido, lo que despertó el descontento de los estudiantes llevándolos a tomar la medida de cortar el acceso a la universidad. Mientras se discutía como se iba a realizar el corte se acercaron dos policías amenazando a los estudiantes diciéndoles que cortar el acceso y la vía pública es un delito penal y que podrían llegar a tener represalias en sus facultades por lo que recomendaban ir a hablar con las autoridades. Un claro ejemplo de amedrentamiento  que no calo en los estudiantes y por el contrario a la voz de “no nos vamos nada que nos saquen a patadas” se decidió en el momento cortar las rotondas que van hacia el barrio Chachapoyas y las avenidas que llevan hacia zona norte. Luego de realizar los dos cortes sucesivos se discutió en asamblea como tener una continuidad con la lucha y una mayor visibilización con los medios. Como iniciativa los compañeros de la UJS propusimos que podríamos movilizarnos a la asunción del nuevo gobernador Sáenz, junto a las organizaciones piqueteras y la izquierda, para llevar el reclamo de los compañeros a la calle y aprovechar lo medios para denunciar estos aumentos siderales y exigir que se dé marcha atrás con el aumento. La iniciativa  fue saludada por los estudiantes de la UCSAL.


El día de la asunción movilizamos y al final del acto se corrió la voz de que Sáenz iba a bajar a hablar con los estudiantes lo que nunca sucedió. Por la tarde un alumno se encadeno en la rotonda como medida de lucha y como acompañamiento se realizó un acampe que duro toda la tarde y la noche.



El rector Gallo, quien fue designado por Monseñor Mario Cargnello Arzobispo de Salta y Canciller de la UCASAL,  en Diciembre de 2015, niega que el aumento sea un problema puesto que como son una universidad “autofinanciada” no reciben ningún subsidio del estado. Solo ofrecen un plan de pago  que no significa  ningún beneficio para los estudiantes, además plantearon que no darían el brazo a torcer.  La UCA recibe una cantidad importante de exenciones impositivas, particularmente del municipio en relación a sus inmuebles. Pero también los recibe toda la iglesia católica que es la propietaria de la universidad por inmuebles para el culto y otros alquilados para emprendimientos comerciales.


El hecho de que la UCA tenga el monopolio de carreras como derecho, psicología y trabajo social coloca a una parte de los estudiantes salteños a vivir obligados a pagar por estudiar, como los estudiantes chilenos. Muchos estudiantes tienen que vender cosas para pagar la cuota o teniendo que endeudarse. La UCA es cara y además, como están reclamando también los estudiantes, presta una educación de mala calidad. Los estudiantes denuncian todo tipo de reclamos como ser falta de comisiones, falta de un comedor, falta de insumos en carreras como Veterinaria donde sus estudiantes prestan servicios en Zoonosis o la total impunidad que existe en la universidad hacia los casos de acoso sexual por parte de los docentes. A estas situaciones hay que sumarles la constante regimentación a los estudiantes y sus intentos de conformar centros de estudiantes en sus facultades.


Las autoridades se juegan a que el viernes 13,  día que terminan las clases y cierran las puertas, darle un punto final al pedido de los estudiantes y cerrar con planes de pago y becas que no modifican en nada la situación de conjunto.


Esto pone de nuevo en primer plano nuestro planteo histórico de que derecho y las otras carreras se abran en la UNSa. Este es un reclamo que puede darle una perspectiva al movimiento al que le proponemos una movilización al rectorado de la UNSa y reclamar una reunión con su rector, Víctor Claros, para hacerle este planteo, y discutir la continuidad de un plan de lucha.


Llamamos a todos los estudiantes de todos los niveles a acompañar el corte  del viernes y a continuar la discusión de cómo nos unimos los estudiantes para enfrentar los ataques a la educación universitaria que se vienen de la mano de Alberto Fernández y Nicolás Trotta, como de los Sáenz y los Romero.

En esta nota

También te puede interesar:

El PO fue el único que defendió el proyecto de la Campaña Nacional.
Vamos todes al pañuelazo por aborto legal el 1/12 frente a la Legislatura.
Vamos por el triunfo de sus reclamos y la unidad con los trabajadores de la ciudad.
Cientos de mujeres coparon las calles de la ciudad el 25N.
Vamos por una gran asamblea provincial docente autoconvocada.