16/05/2021

Sobre el Día de la Docencia Universitaria

Docente de la cátedra de fisiología UBAFMed 

El 15 de mayo es “el Día de la Docencia Universitaria”. Si bien atendemos en general a una expresión de reconocimiento y cuesta clarificar es cuál es el origen de estos “días de…”, resulta útil entender por qué es este día del calendario y no otro.

El antecedente histórico se enmarca en 1969, alrededor de las movilizaciones docentes-estudiantiles en Corrientes y Resistencia (Chaco) contra la privatización de los comedores universitarios de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), luchas que desembocaron en lo que se posteriormente se conoció como el Correntinazo. El 15 de mayo se realizaba una movilización masiva que fue brutalmente reprimida por las fuerzas de seguridad correntinas, producto de la cual es asesinado Juan José Cabral, de 22 años, estudiante de medicina de la UNNE y miembro de la Federación Universitaria del Nordeste.

Pero el sentido actual aparece desligado de ese origen. Llegan mails de reconocimiento de los directivos, instituciones y direcciones sindicatos burocráticas, que en la práctica cotidiana se encargan de sostener la precariedad laboral en la que realizamos nuestro trabajo. Para ser explícita: nos referimos a trabajar sin cobrar un peso, teniendo que garantizar con medios propios las herramientas para dar la clase (en este marco, internet y computadora como cosas básicas), sin contrato, ni convenio colectivo de trabajo, ni ART, ni obra social, ni aportes jubilatorios.

En la Facultad de Medicina de la UBA, los mal llamados “docentes ad-honorem” -un eufemismo para enaltecer el trabajo no pago- representan cerca del 70% de todxs lxs docentes. Si es sumamente gratificante poder dedicarte a algo que amás; dar clases, discutir contenidos con lxs alumnxs, construir de manera colectiva el conocimiento, ser críticxs con el sistema que nos forma y nos precariza, discutir sobre qué necesitamos como estudiantes, docentes, futuros médicxs y personal de salud (en este caso); lo cierto es que trabajar de algo que amás no implica que por ello deba ser gratuito. No es una forma de compensación del universo que se explica por las leyes de la termodinámica.

Si hay algo que significa este “día de” es la reivindicación de la lucha docente que llevamos adelante desde hace décadas. Es el reconocimiento del incansable trabajo dentro de las aulas y fuera de las mismas, organizándonos en un colectivo junto a lxs estudiantes. Es también el reconocimiento por la ardua tarea de sostener este debate en el tiempo y poner el cuerpo por él: luchar sirve. Ha quedado demostrado en repetidas instancias que el método de construcción colectiva nos acerca a combatir de manera efectiva las problemáticas del conjunto de la comunidad educativa.

Este día nos convoca entonces a seguir peleando por poner en pie una organización docente-estudiantil en todas las universidades del país.

Feliz día, colegas docentes universitarios.

También te puede interesar:

Las docentes e investigadoras de las universidades y escuelas preuniverstarias del país nos preparamos para participar. Sumate este 26,27 y 29 de mayo.
Apoyamos el reclamo de la asamblea de docentes y exigimos comités de bioseguridad en todos los lugares de trabajo.
El dato surge de un informe del que participó la conducción de Adiuc, que se apresta a acordar salarios por debajo de la línea de pobreza.
Paro de 48 horas y caravana al Ministerio de Educación.
Entrevista a Marina Rieznik, una de las profesoras despedidas.