20/01/2000 | 653

Tal para cuál

En el mes de diciembre, días después de la designación del gabinete de De la Rúa, que fue una declaración de guerra contra estudiantes y trabajadores, y en medio de la represión correntina, la dirección del gremio estudiantil de la Fuba convocó a un congreso de un día para el otro. No lo hizo para discutir cómo frenar el recorte que se viene para la educación, que ya es un hecho, ni para repudiar con una movilización la represión del gobierno nacional, sino para… repartirse los cargos entre los delegados de la Alianza universitaria, quienes asegurarán que el gobierno de De la Rúa y/o Schuberoff pueda seguir con sus planes de destrucción de la educación pública. Esto, por supuesto, ya había sido reasegurado mediante elecciones fraudulentas, maniobras y patotas en las facultades más importantes: Derecho, Medicina, Sociales y Económicas (en donde se impidió la elección de delegados).


La UJS impulsó, en reuniones con centros de estudiantes y fuerzas de izquierda previas al congreso, una denuncia sobre la situación actual de la Universidades nacionales, a las que el gobierno adeuda 145 millones del presupuesto 1999, ya se anunció un recorte de 89 millones más del presupuesto del año entrante, y los proyectos aliancistas -con Llach a la cabeza- sugieren una poda de 300 millones como objetivo para el 2000.


La UJS planteó un plan de lucha a los gremios estudiantiles y organizarse junto al movimiento de no docentes y docentes por nuestras reivindicaciones en contra del recorte, por la triplicación del presupuesto educativo, por el aumento salarial, por la gratuidad de los cursos de grado y posgrado, por la autonomía universitaria, por el ingreso irrestricto. Un paso en ese sentido ya se había dado semanas antes con la conformación de la Intergremial en la Facultad de Filosofía y Letras, y con la realización del Foro en Defensa de la Educación Pública del 15 de diciembre; es por eso que la UJS propuso, como instancia de coordinación y elaboración de un plan de lucha, la convocatoria a un encuentro del Foro para el 3 de marzo en la Facultad de Ciencias Sociales.


El día del congreso de la Fuba, la Alianza universitaria y sus amigos se repartieron algunos cargos con los que defenderán la política de liquidación de De la Rúa-Llach (de plan de lucha, ni hablar); las fuerzas de izquierda, centros de estudiantes y estudiantes escribieron un comunicado de denuncia, no se acreditaron en el congreso y lo desconocieron en función de una perspectiva de lucha, exigiendo un congreso con mandato de bases y llamando al encuentro del Foro junto a docentes y no docentes para el próximo 3 de marzo, para avanzar en un plan de lucha común.


De lo que se trata ahora es de fortalecer las organizaciones que peleen por las reivindicaciones de los trabajadores universitarios y los estudiantes, y nos permitan enfrentar un ataque que, puesto en comparación, transforma al intento de recorte de mayo pasado en un poroto. Los estudiantes debemos recuperar nuestros sindicatos para la lucha.

También te puede interesar:

¿Dónde estaban los representantes actuales del régimen político en aquel entonces?
Deliberemos en cada lugar de estudio del país cómo enfrentar este ajuste.
El planteo de La Caldera en Humanidades-Unsam.
A las 11h en apoyo a la comunidad, y como clara señal de defensa de la escuela, y en contra de cualquier plan de traslado.
Movilizamos el lunes 27 desde las 16 horas a las puertas de la facultad.