Universidad

14/4/2022

UBA: gran elección de La Izquierda en la carrera de sociología

Sociales UBA.

Durante la semana del 4 al 8 de abril se realizaron en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA las elecciones a centro de estudiantes, y también a Consejo Directivo y Juntas de Carreras, es decir, las elecciones obligatorias. En este caso votó únicamente el claustro estudiantil, dado que, tanto docentes como graduados, habían realizado sus respectivas elecciones durante el año pasado.

En un proceso que caracterizamos por ser antidemocrático, ya que gran parte de las juntas se encontraban definidas a la hora de que lxs estudiantes votemos, y en donde con una semana de cursada muchxs estudiantes que no habían pisado siquiera la facultad, debieron votar sobre sus representantes.

Nuestra campaña

En el caso de sociología, nuestra intervención a la hora de discutir con lxs estudiantes logró calar más a fondo que en otras carreras. Focalizamos la discusión en el problema del ajuste en el presupuesto que ataca nuestras condiciones de cursada, impidiendo no sólo el acceso muchas veces a la misma, sino también el desarrollo y la formación como profesionales en el transcurso de la carrera.

Esto se expresa en la falta de un biblioteca acorde a las necesidades de nuestra carrera, la falta de una oferta horaria amplia con más comisiones, la discusión acerca del contenido del plan de estudios y la orientación social y política que queremos, la precaria articulación entre los espacios de investigación existentes y la participación de lxs estudiantes fueron algunos de los ejes que planteamos a lo largo de la campaña.

También, señalar la importancia de las materias optativas y su constante ataque por parte del rectorado y las gestiones que a cada rato buscan darlas de baja. El sentido, entonces, estuvo puesto en replantear nuestra carrera y nuestra intervención como futurxs sociolgxs, no desde un mero acto contemplativo, sino con la construcción de una sociología crítica y transformadora, que se nutra de las luchas en curso y que sirva como una herramienta de transformación de la realidad que tanto nos golpea.

El desarrollo de este planteo fue el que explica, en parte, la gran elección que realizó la Izquierda al Frente en Sociales, obteniendo un 39,32% y logrando retener la minoría en la Junta de Carrera y conquistar un nuevo representante estudiantil.

Es evidente que la campaña se sumó al impulso de la candidatura de Lucas Rubinich como director de carrera, entendiendo su larga tradición como docente en la carrera. Lo que nos unió con sectores políticos que venimos de trayectorias distintas e incluso criticadas en el pasado, es la búsqueda de salir del status quo, buscando fomentar el agrupamiento de los sectores independientes de las autoridades y el gobierno.

Así, entonces, la junta de carrera quedó compuesta por 4 representantes de la Izquierda al frente, si tomamos en consideración lxs que ya habíamos alcanzado en graduadxs y docentes (unx por cada claustro).

¿Y la 15?

Nuevamente, en estas elecciones La 15 logró retener su mayoría estudiantil en la carrera de sociología, consagrando 3 representantes. Resulta interesante observar que en este caso el espacio que tuvo la candidatura y voz principal fue el de La Emergente, en reemplazo de La Cámpora. El objetivo de esto es simple: “izquierdizar” el debate en sociología para bloquear la campaña de la izquierda.

En efecto, esta agrupación referenciada en Grabois vociferó una denuncia al rol del FMI y el ajuste en curso, pero siguen sin sacar los pies del plato del gobierno nacional. Además, las propuestas de la lista 15 no desarrollan el problema presupuestario, por lo que son letra muerta a la hora de llevarlas adelante. Luego de haber hecho eco durante 2 años de la gestión de Lewin en la carrera, no debemos confundirnos con esto. Como lo denunciamos, se trata de un espacio ligado a la gestión de la carrera y por ende a la defensa de un status quo antidemocrático y adaptado a las gestiones y gobiernos de turno.

El recambio en sus candidaturas lejos de ser una propuesta de mejora en nuestras condiciones de cursada se trata de un recurso político de mostrarse como la pata izquierda de una agrupación por completo ajena a los intereses que tenemos lxs estudiantes. Desde La lista 17 demostramos que no puede existir “sociología crítica” sin tener independencia de los bloques políticos que ajustan en el país y la universidad.

¿Qué balance hacemos?

Resulta evidente entonces que las elecciones transcurridas mostraron dos orientaciones muy definidas: por un lado, la de aquellos espacios ligados a la gestión y a la decana Mera, cuyo próximo reemplazo por parte de la decana Arias no hará otra cosa que continuar desarrollando el ajuste en la facultad. Por el otro, el de la izquierda, en tanto frente de independencia política de las autoridades y el gobierno, que trazó durante la campaña la necesidad de colocar a lxs estudiantes como sujetos capaces de transformar la universidad y de organizarse por sus condiciones de cursada.

Entendemos que la forma de llevar adelante este camino es la de construir un bloque independiente de las autoridades y cuyos planteos estén al servicio de las reivindicaciones estudiantiles y no de los gobiernos de turno y sus intereses.