Universidad

23/6/2022

UBA: una asamblea antiuniversitaria

De espaldas a las aulas, sólo para defender al ajuste y a las camarillas.

A24

Este 24 de junio se realizará una nueva asamblea universitaria en la UBA. Los consejeros de cada facultad se juntarán pero no debatirán sobre ninguna de las problemáticas de las trece facultades de la Universidad. Solamente elegirán al rector, que en realidad ya fue designado a dedo de forma antidemocrática (Ricardo Gelpi), sin la representación genuina de la inmensa mayoría de los docentes y los estudiantes, y con la nula participación de los no docentes en ese debate.

Se sumarán en el Teatro de la Ribera una gran cantidad de frases que destaquen el “orgullo”, la defensa de rankings internacionales y otras cifras. Buscarán que no esté presente en la discusión la problemática de miles de docentes ad honorem y varios más que tienen un salario básico por debajo de la línea de indigencia y cuyo Convenio Colectivo no es respetado. También intentarán que se evite el debate sobre los déficits de infraestructura, la falta de calefacción en invierno, los cupos que excluyen de la cursada a miles de estudiantes, la deserción y tantos problemas que degradan día a día la tan mentada “calidad universitaria”. Buscarán embellecer los lazos con organismos multilaterales de crédito y empresas privadas, entre ellas compañías contaminantes que se meten en las currículas de nuestras cursadas.

Esta asamblea antidemocrática tiene un objetivo claro: una puesta en escena estatutaria que sigue avalando los presupuestos de miseria año a año liquidan nuestra educación. Es un aval a que los fondos de la educación pública vayan a las arcas del FMI y el capital financiero. Esta perspectiva la comparten tanto el Rectorado (Franja Morada/ Nuevo Espacio en alianza con el PJ) como los decanos y representantes kirchneristas, que no hacen nada para defender la educación no por impericia sino porque forman parte del gobierno ajustador.

Desde la UJS, como representantes estudiantiles de Farmacia y Bioquímica, Veterinaria y Filosofía y Letras, rechazaremos esta asamblea anti-universitaria e iremos con la agenda de defensa de la educación pública. Para luchar por el salario docente, por las becas para quienes no puedan estudiar, para que haya calefacción para cursar en invierno, para que nadie se quede afuera de la cursada, para el aumento del presupuesto nacional, contra los convenios con empresas contaminantes.

Es el camino para defender la UBA. En eso estamos.