25/08/2016 | 1425

Un balance sobre las elecciones de consejeros en la Universidad de General Sarmiento


En el Instituto de Ciencia (ICI) y en el Instituto de Desarrollo Humano (IDH) presentamos una lista común entre El Yunque (UJS + independientes) y el FEI! (Frente de Estudiantes de Izquierda). También presentamos candidato para el claustro de graduados, en una lista que aglutina compañeros independientes y de izquierda. El kirchnerismo/PJ, nucleado en el Funyp, armó una lista común con La Mecha (Patria Grande): “Unidos por la UNGS”. De esta manera, la experiencia de esta agrupación “independiente” concluye integrándose a las listas de la gestión K. Las agrupaciones intermedias entre la izquierda y el kirchnerismo han desaparecido políticamente en nuestra universidad.


 


Polarización política


 


La elección debatió una cuestión estratégica para el movimiento estudiantil: ¿cómo enfrentar el ajuste de Macri?


 


En nuestra universidad, el rectorado es kirchnerista al palo. El año pasado, el Consejo Superior votó un presupuesto de ajuste que este año se hace sentir: escasa oferta horaria, pocas aulas para cursar, ajuste en las becas de los estudiantes, aumento en el precio de las fotocopias, mal funcionamiento del transporte universitario, obras de infraestructura paralizadas y más del 50% de la planta docente precarizada. La gestión traslada el ajuste a los estudiantes y se suma a la “gobernabilidad” de Cambiemos. 


 


Por eso, nuestra campaña puso el foco en la necesidad de consejeros que enfrenten el ajuste de Macri y la rectora Gabriela Diquer, llamando a organizarnos en forma independiente al gobierno y a la gestión para conquistar nuestras reivindicaciones. No podemos enfrentar el ajuste con los mismos que votaron junto a la gestión un presupuesto de ajuste y que, dirigiendo el Centro de Estudiantes, boicotearon las luchas por el boleto gratuito y el presupuesto universitario.


 


La elección: ¿democracia?


 


Las elecciones de consejo son completamente restringidas para la mayoría de los estudiantes. Votaron alrededor de 1.200 alumnos, cuando hay más de 8.000 inscriptos. Sucede que los estudiantes del CAU (el ingreso a la universidad, con más de 5.000 inscriptos) y las tecnicaturas no pueden votar, como así tampoco aquellos estudiantes que no tengan cuatro materias aprobadas y dos en el último semestre. No está de más recordar que, además, los estudiantes, siendo mayoría absoluta de la universidad, eligen una minoría de representantes en su cogobierno.


 


En el ICI conquistamos nuevamente un consejero a instituto y quedamos a menos de 60 votos de ganar la mayoría, lo que significaba un consejero superior (la victoria de “Unidos por la UNGS” fue posibilitada por la lista divisionista que armó el Nuevo MAS). En el IDH quedamos a escasos 16 votos de consagrar un consejero a instituto. En otros institutos, como el ICO y el IDEI, listas independientes a la gestión conquistaron un consejero a instituto en cada caso. En graduados, pese a la buena votación que obtuvo la lista que encabezamos, no llegamos a entrar por la minoría.


 


En el consejo superior no ha quedado ni una sola voz de izquierda. Un número de estudiantes que rechaza el ajuste votó por el Funyp creyendo queenfrentará al gobierno de Macri. El carácter contradictorio de ese voto marca su total volatilidad. La gestión K y su agrupación profundizarán el ajuste en la UNGS.


 


Nuestra campaña se hizo sentir en toda la universidad y recogió gran simpatía. Nuevos estudiantes nos plantearon su intención de agruparse con el Yunque. El desafío que se nos presenta es empalmar la tendencia del movimiento estudiantila luchar con un programa y un método: la independencia del movimiento estudiantil y el desarrollo de una enorme corriente socialista en la UNGS.


 


Con esta orientación, pelearemos la recuperación del Centro de Estudiantes en las elecciones de fin de año.

También te puede interesar:

En el claustro estudiantil se impuso nuevamente la Franja Morada.
Vamos por el doble horario de cursada, aumento de la planta docente, Cátedras paralelas, reapertura de Sanitaria B.
A 45 años del golpe genocida, impulsemos una asamblea estudiantil para movilizarnos junto al encuentro memoria verdad y justicia.