29/06/2006 | 952

Universidad de Buenos Aires: Capitulación del progresismo


En la última sesión del Consejo Superior de la UBA se produjo una capitulación vergonzante de los llamados “decanos progresistas” de Filosofía y Letras, Sociales, Exactas y Arquitectura.


 


Los cuatro decanos habían señalado que desconocían a Aníbal Franco como vicerrector, así como también todas las resoluciones aprobadas en la supuesta sesión. Fundaban esta posición en denuncias muy serias, como que la reunión de Consejo Superior que eligió al vicerrector Franco, en los hechos nunca se realizó. Ahora, unas semanas más tarde, y luego incluso de que los Consejos Directivos de sus facultades votaran resoluciones desconociendo a Franco, los cuatro se dieron vuelta en forma escandalosa; o sea que ahora lo aceptan gustosos.


 


Tenían la llave para voltear la maniobra del nombramiento de Franco: de haberse mantenido firmes, hubieran llevado a la caída del vicerrector trucho, que no hubiera podido sobrevivir al desconocimiento de cuatro facultades y por los menos un tercio de los miembros del Consejo Superior. Pero como auténticos ‘progres’ tiraron la toalla. En última instancia queda en evidencia que todos los sectores son tributarios de los negociados capitalistas, los posgrados pagos, los acuerdos con empresas, la miseria salarial.


 


Detrás de la capitulación, claro, está la mano del gobierno. Demuestra, por otra parte, que el gobierno nacional ha decidido intervenir para parar la crisis de la UBA, apoyando a Franco, es decir pactando con los alterinistas.


 


La lucha por la reforma


 


La capitulación de los cuatro decanos replantea la lucha estudiantil. Ninguna capitulación puede cerrar una crisis estructural. Llamamos al movimiento estudiantil, docente y no docente a continuar la lucha por una nueva reforma universitaria, que debe ser la transformación social de la Universidad sobre nuevas bases sociales.

En esta nota

También te puede interesar:

Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.
Luego de que las autoridades los eliminaran arbitrariamente por dos años, esta semana comenzaron los exámenes promocionales.
A raíz de una propuesta impulsada por la UJS y por las fuerzas del FIT-U.
Asamblea y movilización por lo nuestro.