26/08/2020

Universidad de Córdoba: por el pleno reconocimiento de los derechos laborales de ayudantes y adscriptas/os

Por Alejandra Rodríguez Frente de Docentes en Lucha

La imposición de la virtualización forzosa no solo ha afectado de manera directa a las y los docentes e investigadores universitarios con cargos rentados, sino que también ha llevado a la multiplicación de tareas y extensión de jornadas de trabajo para miles de ayudantes alumnas/os y adscriptas/os.

Una reciente publicación que investiga el trabajo docente en medio de la cuarentena, realizado por especialistas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), indica que un 88,3% de las y los docentes percibieron que su jornada laboral se extendió de manera considerable a lo largo de estos meses. La encuesta se realizó entre el 1 al 18 de mayo, a 333 educadores y educadoras de diferentes niveles del sistema educativo y localidades de Córdoba Capital, Villa María y San Francisco. Los datos arrojan que se tienen más horas de trabajo y el mismo se realiza con los recursos que el/la docente dispone. A eso se suma que no se están nombrando las licencias de las vacantes que se producen, por lo que algunos deben hacerse cargo de otros cursos que van más allá de su contrato de trabajo. Además de que el 60% de los docentes no tiene una computadora propia, sino que la comparte con su grupo familiar y, en muchos casos, no poseen buena señal de internet. También se afirma que los niveles de estrés se han elevado hasta casi un 85% (sensaciones de angustia, dolor de cabeza, problemas estomacales).

Dicho estudio omite, como tantos otros, el trabajo ad honorem en la UNC. Durante años este sostenimiento de trabajo gratuito en las cátedras se mantiene y ahora, con la virtualidad, se profundizan las condiciones de precariedad. Les trabajadores ad honorem son en su mayoría asistentes esenciales para poder sostener el vínculo pedagógico en la virtualidad, en cátedras extremadamente numerosas y con equipos de docentes exiguos. Entre las tareas de ayudantes alumnos/as y adscriptos/as está el dictado de clases teórico-prácticas, el seguimiento y asistencia de grupos y alumnas/os, la planificación de los programas de las materias, la asistencia técnica y administrativa a les docentes, entre otras.

Ellos/as enfrentan la virtualidad con sus propios recursos, sin obra social, cobertura médica, salario, condiciones laborales, etc. Estas tareas docentes hasta el día de hoy no solo siguen sin reconocerse, sino que además han sido directamente invisibilizadas por parte del rectorado, el conjunto de las autoridades universitarias y las dirigencias sindicales. No existe indicador alguno que establezca la cantidad de trabajadores docentes ad honorem que hay en la UNC ni en qué condiciones desarrollan su trabajo, como tampoco existe ningún régimen que regule sus deberes y derechos a nivel universitario.

Ante las circunstancias presentes resulta primordial que la UNC reconozca el trabajo que durante años vienen desarrollando las y los ad honorem, en condiciones cada vez más precarias.

Desde el Frente de Docentes en Lucha hemos lanzado un relevamiento a las y los ad honorem -que reproducimos al final de esta nota- para que se expongan de manera contundente las cifras que tanto se omiten, y exigimos que se reconozcan de forma inmediata los derechos de ayudantes alumnos/as y adscriptos/as.

Desarrollamos un programa integral que parte de la renta para ayudantes alumnos/as, adscriptos/as e investigadores/as de la UNC; la cobertura de la obra social Daspu y de la ART a cargo de la universidad; formación continua gratuita en todas las dependencias y acceso a posgrados, maestrías, especializaciones y doctorados gratuitos; eximición de aranceles para la participación de las actividades académicas en la UNC; asistencia económica para garantizar la conectividad en la virtualización; cobertura del boleto educativo gratuito; acceso al comedor universitario para todo el que lo necesite y el financiamiento de actividades extensión, entre otros reclamos. Llamamos a les jóvenes docentes precarizades a sumarse al relevamiento y organizarse por nuestros derechos.

También te puede interesar:

Es necesaria una intervención independiente en defensa de la Daspu.
El debate estuvo nutrido por las vastas experiencias de lucha que abonan las conclusiones.
Igual que las inundaciones de la nueva terminal de Córdoba capital.
Es imprescindible crear el banco de tierras provincial, y que se impulsen de manera efectiva programas de viviendas populares.