04/03/2020

Universidad Nacional de Nordeste: frenemos la privatización

El aumento a $4.400 de la cuota que cobra la Facultad de Derechos y Ciencias Sociales de la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste) en sus extensiones en Misiones, Formosa, Corrientes y Chaco ha generado una ola de reclamos a través de petitorios y asambleas.


Las extensiones están bajo control de la Fundación Aulas Abiertas que es la encargada de cobrar las cuotas que pasaron de $2.200 en febrero de 2019 a $4.400 a principios de 2020. Este aumento desmedido se tradujo en una reacción de los estudiantes que realizaron reuniones entre ellos, denuncias en medios de prensa y redes sociales y en un petitorio reclamando que baje la cuota al costo del año pasado. 


La Fundación Aulas Abiertas defendió el aumento de la cuota, justificándolo por la inflación y en que la fundación es la que paga los sueldos de los docentes, así como los viáticos y alojamientos. Lo cierto es que solo en Posadas hay más de mil alumnos, unos $4.400.000 por mes en cuotas y que además se cobran reinscripciones con el mismo monto, a los estudiantes que no cursaron el último semestre, que se actualizaron las cuotas adeudadas y que no se permite rendir los parciales a los que adeudan cuotas. El representante de Aulas Abiertas rechazó el derecho de los estudiantes a conocer el destino de los fondos recaudados y como solución ofreció dos becas de excelencia para los mejores promedios, y 30 medias becas para estudiantes. 


A cambio, las prestaciones académicas que reciben los alumnos son deficitarias en relación a la sede central: las materias se cursan cada 15 días, solo hay una fecha de cada parcial y su recuperatorio, y las mesas libres funcionan solo en la sede central.


La Extensión Áulica Posadas, como las demás extensiones, de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, donde se cursan las carreras de Abogacía y Martillero Público, pertenecen a la UNNE, tiene las mismas cátedras y los mismos docentes. La UNNE es una universidad nacional, pública, y más allá de que sus sedes centrales estén en las ciudades de Corrientes y de Resistencia, tiene que garantizar la gratuidad, la calidad y la excelencia de la educación a todos los estudiantes.


El cobro de cuotas, excluyente, para inscribirse y para rendir parciales es una privatización encubierta. No es una cooperadora, pues la cuota no es voluntaria, cada estudiante debe pagar 4.400 pesos y se le descuenta el 10 % si lo paga puntualmente. Esto es una enorme masa de dinero, aportado por los estudiantes, que no tienen ningún control sobre el mismo, sin contar que las Fundaciones no tributan. Además, dicha cuota representa un alto porcentaje del sueldo de un trabajador/a de Misiones, que en promedio es inferior a $ 20.000.


Es necesario que todo el estudiantado y el cuerpo docente de la Universidad se informe de esta situación, y reclame que la gratuidad de la Universidad del Nordeste alcance a las extensiones áulicas; que las autoridades de la UNNE garanticen la gratuidad en todas las extensiones manteniendo el nivel académico, y que los alumnos de las extensiones tengan representación electa en el gobierno de la facultad y la universidad.


Para ello debemos organizar al conjunto de los estudiantes de las extensiones y sumar a los estudiantes de la Universidad para defender integralmente, y con un programa votado en asambleas de facultades y extensiones, la educación gratuita y de calidad.

También te puede interesar:

Deliberemos en cada lugar de estudio del país cómo enfrentar este ajuste.
El planteo de La Caldera en Humanidades-Unsam.
A las 11h en apoyo a la comunidad, y como clara señal de defensa de la escuela, y en contra de cualquier plan de traslado.
Movilizamos el lunes 27 desde las 16 horas a las puertas de la facultad.