Universidad

28/8/2008

|
1052

UNS: Docentes y estudiantes contra la precariedad laboral

El jueves 21 de agosto se realizó en el Departamento de Humanidades de la Universidad del Sur una concurrida asamblea de docentes y estudiantes para repudiar un proyecto del Rectorado, que pretende modificar el Reglamento de la Función Docente. Este proyecto tiene por objetivo “legalizar” atropellos a los derechos laborales docentes que las autoridades cometen de facto.

Por ejemplo, forzar a un docente a ejercer una función de mayor responsabilidad que la que tiene establecida por el cargo en que está designado, sin reconocerle la “subrogancia” (pago adicional) correspondiente. Esta práctica está generalizada en la UNS y ha sido motivo de juicios laborales. Para cubrirse para el futuro, el reglamento crea la figura de “profesor responsable”, que sin tener el cargo titular debe asumir la responsabilidad de la cátedra como si lo fuera.  Por otro lado instituye la figura del “contratado”, que existe de hecho y es un docente que no pertenece a la planta de la universidad. En Humanidades hay unos 30 en esa condición inestable (se lo contrata o no según las necesidades que plantea la cantidad de alumnos).

La política del rectorado es profundizar la adaptación de la planta docente a la asfixia presupuestaria.

La asamblea coincidió con el inicio de las medidas de fuerza de la Conadu Histórica, y resolvió un plan de lucha consistente en clases públicas y asambleas para la semana siguiente, en el marco del paro por 96 horas del gremio docente.

La dirección del Centro de Estudiantes de Humanidades, la agrupación Estudiantes en Movimiento (que apoya a la patronal sojera), y el PTS boicotearon el asamblea. El sindicato docente la apoyó y lo mismo hicimos los del Partido Obrero.

La Asamblea Interclaustros es un paso importante en la unidad docente-estudiantil.