04/10/2016

Untref: asamblea estudiantil trucha a la medida del rector, La Cámpora y el PJ

Por Santi S.


El sábado 1° de octubre se realizó la asamblea para aprobar la reforma del estatuto del Centro de Estudiantes de la Universidad de Tres de Febrero (Ceuntref), y determinar el desarrollo de la contienda electoral de noviembre.


Se trató de una nueva estafa por parte de Unidos y Organizados (UyO) contra el movimiento estudiantil.


La asamblea fue convocada por La Cámpora y el resto del kirchnerismo para un sábado, en ausencia de los estudiantes, una maniobra que preanunciaba el copamiento de la asamblea por los aparatos de tales fuerzas. Por este motivo La Indocta (agrupación integrada por la Unión de Juventudes por el Socialismo-Partido Obrero e independientes) planteó su realización un día de semana, algo rechazado tanto por UyO como por Almafuerte (agrupación ligada al moyanismo y al PJ).


La asamblea, que reunió alrededor de 150 personas, confirmó el pronóstico. Gente jamás vista en la universidad ingresó a votar, sin ningún tipo de control ni comprobante de alumno regular. En la Untref, siguen vigentes los métodos del barón Hugo Curto.


Los kirchneristas quisieron votar rápidamente la reforma del estatuto, que solo reforzaba su propia manipulación del centro de estudiantes. El reglamento plantea, por ejemplo, que las asambleas deben ser requeridas por un mínimo de 700 estudiantes y contar con la participación en la misma de 250; la conducción del centro determinaría en última instancia la convocatoria o no a la asamblea, así como su validez.


Junto a esto se buscó maquillar el estatuto, con el planteo de que se abran nuevas secretarías, como la tesorería. Se trata de una impostura, luego de más de una década sin balances públicos ni comisiones revisoras de cuentas.


Finalmente, UyO junto a Almafuerte consumaron una nueva estafa hacia los estudiantes, aprobando con su aparato la reforma trucha del estatuto y, de yapa, imponiendo unas elecciones de centro antidemocráticas y cercenadas a la participación del movimiento estudiantil, exigiendo una cantidad de avales que son un disparate para presentarse a elecciones de Consejo (800), votando una veda de 5 días en la universidad y abriendo las urnas solo dos días para la votación.


 


La intervención de La Indocta


Entre provocaciones verbales y silbatinas por parte de los K, La Indocta rechazó la aprobación de la reforma de un estatuto impuesta a espaldas de los estudiantes. La agrupación tomó la asamblea como un campo de lucha política y clarificación; los (pocos) estudiantes independientes que participaron votaron sus planteos.


La Indocta caracterizó que el principal problema del Ceuntref es La Cámpora y el PJ lo han convertido en una oficina más de la gestión kirchnerista de Jozami. Por ese motivo, el centro no convoca reuniones en forma periódica ni realiza asambleas (cuando estas ocurren, la conducción las invalida diciendo que “no son representativas”), restringiendo la participación de la amplia mayoría estudiantil y limitándola a las secretarías que lo componen y a la cúpula


El centro no organiza los reclamos del movimiento estudiantil. Por el contrario, las agrupaciones de la conducción son socias de la Ley de Educación Superior, que en la Untref se lleva al pie de la letra con más de 50 posgrados pagos (fuente de un jugoso presupuesto paralelo en manos de Jozami y las camarillas universitarias, de las cuales UyO es parte). Tampoco se ha desarrollado ninguna lucha por los más de 200 trabajadores contratados (trabajo precario) y cientos de docentes que no son concursados y cobran una miseria.


Un centro de estas características es lo que necesita el gobierno de Macri para descargar el ajuste en nuestra universidad sobre estudiantes y docentes.


Hacia las elecciones


De cara a las elecciones del 2 y 3 de noviembre, los activistas de La Indocta desarrollarán una campña de clarificación, denunciando el pacto de ajuste entre Macri-Jozami y la incapacidad de la Campora y UyO para organizar al movimiento estudiantil, ya que están en la vereda del rectorado.


La tarea de La Indocta es desarrollar una gran corriente socialista y de combate, que lleve adelante la enorme agenda del movimiento estudiantil en oposición a la del rectorado y los K.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.
Entrevista a Marina Rieznik, una de las profesoras despedidas.
Basta de precarización y persecución. Reincorporación de Marina, Carla y Laura.
Un programa de intervención independiente para los y las estudiantes.
Bugs Bunny, Alberto Fernández y el imperialismo.