20/08/1998 | 597

¡Vivan las tomas!

En la Universidad de La Plata (Unlp) no cesa la movilización contra el ahogo presupuestario. Al momento de escribir estas líneas una masiva movilización copará el rectorado y el centro de la ciudad por segunda vez en cuatro días.


La toma de las facultades de Ciencias Exactas, Ciencias Naturales, Arquitectura y la Escuela de Trabajo Social fue resuelta en masivas Asambleas estudiantiles con la activa participación de docentes. El Consejo Académico de Ciencias Exactas resolvió, sometido a la presión del estudiantado movilizado, un cese de actividades para toda la semana que viene.


Las facultades y colegios castigados en la distribución del presupuesto pierden de conjunto una masa salarial que equivale a 600 cargos docentes. Por la no cobertura de cargos vacantes Ingeniería perdió en un año 120 docentes, el 20% de su plantel.


A este reclamo se agrega la exigencia del pago del sueldo en forma retroactiva, y el nombramiento definitivo para 113 docentes de Arquitectura que hace 5 meses trabajan sin cobrar. La Asamblea de Arquitectura votó ir al paro por tiempo indeterminado sí no se satisface este reclamo para fines de mes.


En la Unlp el ahogo presupuestario explota a cada paso. Primero fueron los no docentes con una huelga de 20 días, luego los paros docentes y ahora el protagonismo del movimiento estudiantil tomando facultades.


La asamblea de Adulp —la asociación docente— convocada para el jueves 20 sesionará con este clima de movilización, lo que debe servir para superar la pasividad de la dirección Azul que repite en La Plata la política de parálisis que a nivel nacional sigue la Conadu.

También te puede interesar:

Démosle continuidad a las acciones votadas.
Ante el agravamiento de la crisis y de la pandemia, es urgente que se destinen los recursos necesarios para garantizar la permanencia.
Tras la acción de lucha en el Ministerio de Educación, exigiendo conectividad y dispositivos tecnológicos para poder cursar.
Entrevistas a Gabriela, Daniela y Milagros, referentas de la Juventud del Polo Obrero.
A escondidas y por medios virtuales, se produjo una bochornosa sesión acordada por el Rectorado y la FULP. Los reclamos de estudiantes y docentes, ausentes.