fbnoscript

violencia-obstetrica

La judicialización de la pareja neuquina que perdió a su bebé apunta a encubrir el derrumbe de las maternidades públicas y el maltrato generalizado contra las parturientas.
Belén, hace dos años, asistió al Hospital Avellaneda de Tucumán con un aborto espontáneo en curso. En lugar de recibir la asistencia sanitaria que necesitaba, fue denunciada