04/01/2021
especulación inmobiliaria

Basta de edificios para ricos en la Ciudad de Buenos Aires

Así se pronuncian los participantes de la audiencia pública por la privatización de la Costanera Norte

Miles de porteños se oponen a la venta del espacio público situado en la costanera (Costa Salguero y Punta Carrasco) para la realización de un barrio, que será inaccesible para los trabajadores, y reclaman un uso social y la construcción de un parque público.

El proyecto consiste en impermeabilizar 34 hectáreas construyendo un nuevo barrio, con doce edificios de usos mixtos -oficinas, viviendas, locales comerciales, hoteles- de hasta 9 o 10 pisos, de acuerdo a un proyecto que fue seleccionado por la Sociedad Central de Arquitectos. En la primera franja costera planean hacer un camino público con oferta de servicios gastronómicos y culturales.

Una audiencia pública récord en participación

Más de 7.000 vecinos se anotaron en la audiencia pública no vinculante que exige la constitución de la Ciudad para pasar a la segunda votación y proceder a la entrega definitiva de 34 hectáreas para hacer un nuevo Puerto Madero. Los participantes intervienen durante 5 minutos en 29 jornadas, ya se realizaron 15, quedando el resto pendientes para el 2021. Casi todos se expresan en contra del proyecto oficial.

Organizaciones civiles, asambleas de vecinos, colegios de profesionales y agrupaciones ambientales se hicieron escuchar con énfasis en la Legislatura. El proyecto de ley pretende la rezonificación de Costa Salguero y Punta Carrasco. Se destaca la participación del colectivo Arquitectas en Defensa de las Tierras Públicas, ya han intervenido muchas de sus más de 300 integrantes.

Los participantes reclaman la necesidad de recuperar esas tierras para contar con más espacios verdes en una ciudad que, en los últimos 12 años, no incrementó metros cuadrados verdes y, en los últimos 10 se estima privatizó 300 hectáreas.

Impactos ambientales y urbanos

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no es tan autónoma dado que no trata sus residuos sólidos ni sus efluentes cloacales, es decir, requiere de otras jurisdicciones para sus servicios. Los residuos van al Ceamse(Jose León Suárez y San Miguel) y los cloacales a Berazategui, donde se hace un tratamiento mínimo y se impacta con un difusor al Río de la Plata, fuente de provisión de agua de la región metropolitana. Hace muchos años se proyectaba hacer una planta de excretas en Puerto Madero, pero los gobernantes prefirieron hacer un barrio para ricos. Ahora se repite la historia, en lugar de usar el predio para los servicios ambientales y las necesidades de recreación de los habitantes, se pretende hacer otro sitio para reserva de valor y blanqueo de capitales.

En estos días apropósito de esto, se reunieron Rodríguez Larreta y Malena Galmarini para garantizar los servicios de agua y saneamiento al nuevo barrio, comprometiéndose la presidente de AySA a hacerse cargo. Una inversión en infraestructura que pagaremos todos los contribuyentes.
Cabe recordar que la ciudad tiene la misma población que hace setenta años y lo único que crece es la población en las villas y los inquilinos. Los “barrios populares” ya debieran estar urbanizados, según leyes que se han sancionado en la Legislatura y han contado con participación vecinal, pero no se cumplen y hay carencia de servicios de agua y saneamiento y de una correcta gestión de residuos.

Otro aspecto del proyecto es que ambos predios están divididos por el arroyo Ugarteche, en parte entubado, que conduce excretas del barrio antiguo y otros contaminantes, una especie de cloaca a cielo abierto. Toda la ciudad está construida sobre arroyos que se manifiestan en inundaciones en caso de altas precipitaciones, y con esta nueva mole de cemento se anularán espacios absorbentes de aguas de lluvia. A su vez, dicha mole frenará la brisa proveniente del Estuario del Plata incrementando el fenómeno climático de isla de calor.

Cuestiones legales

Distintas intervenciones en la audiencia hicieron hincapié en que el proyecto viola el Plan Urbano Ambiental que establece en el artículo 9° que se debe “destinar a uso público los predios de dominio estatal que se desafecten en las riberas” y la Constitución, dado que en su artículo 8° dice que los “espacios que forman parte del entorno ribereño son públicos y de libre acceso y circulación”.

Además, la entrega de tierras viene de larga data y es responsabilidad tanto de los gobiernos nacionales como de la propia jurisdicción. Por ejemplo, en el año 2012 Kicillof recorrió los despachos de los legisladores del FPV para imponer el voto a favor de la privatización de las playas ferroviarias de Palermo, Caballito y Liniers.

Un antecedente específico a este proyecto fue la ley de creación del Distrito Joven (siete kilómetros sobre la Costanera) con la votación por 42 votos, es decir con los del oficialismo y parte de la oposición, en abril del 2018. Se suma a este antecedente la Ley 6.289 de octubre de 2019 que genera el concurso que tuvo como jurado la Asociación Central de Arquitectos y dio lugar a este proyecto de barrio de lujo, dado que se estima un valor del metro cuadrado de 9.000 dólares.

Y cómo seguimos

Las movilizaciones, las bicicleteadas y esta gran participación en la audiencia marcan el camino de la organización para lograr recuperar estos espacios para los habitantes de la ciudad. No sería la primera vez que el gobierno porteño tiene que dar marcha atrás con una ley, ya ocurrió hace un año cuando se atentó contra derechos laborales de los residentes del sistema de salud.

Pero las soluciones de fondo se lograrán cuando la ciudad esté gobernada por representantes de los trabajadores y no por representantes de los desarrollistas inmobiliarios que aportan a las campañas electorales de los partidos políticos que nos gobiernan.

También te puede interesar:

Comunicado de Gabriel Solano, legislador mandato cumplido, sobre la reapertura prematura de escuelas en CABA.
#ProhibidoDesalojar. Por la extensión y ampliación del DNU 766 y por un plan de viviendas.
Reclamo de vecinos y vecinas por desperfectos en las viviendas nuevas de la Villa 31.
Actividades en las principales villas de la Ciudad contra el ajuste, el hambre y la desocupación.