24/08/2021

Córdoba: el PO pide multas a Corporación América para la remediación del Río Suquía

Fue en el marco del “Toxi Tour”, que está dando cuenta de la contaminación ambiental en la ciudad.

Junto a integrantes de asambleas de vecinos de Chacra de la Merced, la concejala Cintia Frencia y el vocero del Polo Obrero, Emanuel Berardo, recorrieron la planta de Bajo Grande de tratamiento de desechos cloacales. La iniciativa forma parte de lo que lxs organizadores denominaron “Toxi Tour”, una visita sobre puntos de contaminación ambiental en la ciudad.

En la visita, se volvió a constatar la crítica situación ambiental que se vive en la zona. Lo que vuelve a calentar la denuncia de que la Corporación América debió haber terminado una obra de ampliación y refuncionalización de la planta potabilizadora de agua, al menos hace diez años. Pero la realidad es que pasada una década no puso más del 26% de los fondos destinados para la obra.

La empresa recibió como contraprestación las habilitaciones municipales para desarrollar su megaemprendimiento en lo que era el ex batallón 141. Pero a la fecha lo cierto es que entre 8 mil y 15 mil metros cúbicos de líquidos cloacales por hora se tiran al Río Suquía, prácticamente en estado crudo, sin tratamiento.

Con la recorrida no solo se constató el fraude que está cometiendo la empresa con la complicidad del intendente Martin Llaryora y de su antecesor Ramón Mestre, que no toman cartas en el asunto. Quedó expuesto una vez más que los gobiernos fogonean la especulación inmobiliaria por sobre las necesidades de la población trabajadora; solo la ciudad de Córdoba presenta un déficit habitacional de 120 mil familias sin un techo.

Al finalizar la recorrida, el candidato a senador por la lista Obrera y Popular, Emanuel Berardo manifestó: “la intendencia de Mestre antes y de Llaryora ahora han consolidado zonas de sacrificio en la ciudad, donde la contaminación ambiental se conjuga con la crisis social y la pobreza. Detrás de esto se esconden enormes negociados con las constructoras que se han apoderado del suelo urbano. Bajo Grande es hoy un ícono de esta política”.

Por su parte, la concejala del FIT Cintia Frencia marcó que “con los vecinxs hemos constatado que el funcionamiento de la planta vieja es prácticamente nulo. El progreso de la nueva planta, que hoy se financia con fondos de nación y provincia, es lento y aún falta equipamiento”.

Además, la concejala del FIT denunció que “Llaryora habla de Economía Circular pero la industria en nuestra ciudad vierte todos sus desechos en el Río, lo que provoca numerosos problemas en la salud de los vecinos”.

Cabe aclarar que el Partido Obrero en el FIT-U, con la banca de Cintia, hace meses solicitó un informe sobre el estado de la planta y el progreso de la obra, sin obtener respuestas satisfactorias. Ante esto, la edil de izquierda exigirá en la Comisión de Revisión de Convenios Urbanísticos del Concejo que se proceda de inmediato a imponer sanciones a la empresa, anulando los convenios vigentes que tenga con el municipio, y exhortando al pago de los $365.655 millones de pesos, más el pago de intereses por mora, que tienen que ser invertidos en la refuncionalización inmediata de la planta vieja, y la remediación del Río Suquía.

También te puede interesar:

El juicio se realizaría en el primer semestre del 2022. Se lxs acusa de “usurpación por despojo”.
El PJ local acompaña el giro derechista del kirchnerismo e impulsa un proyecto que impone multas a quienes protestan.
Una verdadera "zona de sacrificio" ambiental y sanitario.
Lo señaló Cintia Frencia, la concejala por el Partido Obrero en FIT presentó una salida a la crisis del transporte.