10/02/2021

Incendio en El Bolsón: el Estado es responsable

Desastre ambiental, recorte presupuestario y especulación inmobiliaria.

El incendio en El Bolsón se ha transformado en un verdadero desastre ambiental con consecuencias incalculables en este momento. El área de afectación estimada ya supera las 10.000 hectáreas. Los gobiernos señalan que el fuego está “contenido” pero no controlado.

En estos momentos el fuego llega a las cercanías del Barrio Mirador, alcanzando dos viviendas de la zona, y se ha despertado otro foco que está a menos de 400 metros de las viviendas del Barrio Unión.

Si bien trabajan a brazo partido centenares de brigadistas y los propios vecinos de la zona y comunidades originarias, lo cierto es que este desastre tiene al recorte presupuestario como uno de sus protagonistas. Es que la situación tiene tintes tan dramáticos que dirigentes de Juntos Somos Río Negro como Alberto Weretilneck y nacionales como el viceministro de Medio Ambiente, Sergio Federosvsky, calificaron de “inoportuno” la solicitud de más recursos por parte del intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano. Pero lo cierto es que Pogliano hizo este pedido luego de que cientos de vecinos de la comunidad se movilizaron exigiendo soluciones. El Intendente de El Bolsón también ha sido cómplice de la política de ajuste presupuestario de la provincia que dirige Arabela Carreras.

Incluso, el propio Pogliano ha sido cómplice de varios escándalos en lo que respecta a la especulación inmobiliaria y la entrega de tierras para mega emprendimientos turísticos en áreas naturales del bolsón. Es el caso del proyecto inmobiliario de una “villa turística” al pie del cerro Perito moreno en beneficio del magnate Joe Lewis luego de una escandalosa votación en el concejo deliberante local ante el repudio de amplios sectores de la población movilizada en diciembre del 2016 que implicaron la entrega de 850 hectáreas en el paraje de Mallín Ahogado del que salen beneficiadas empresas ligadas al magnate inglés y que abarcan nacientes de ríos de los que dependen pobladores locales para sus actividades rurales.

A esta altura ambos sectores tienen la razón. Son los responsables el desastre ecológico como de la destrucción de las condiciones de vida de la población, además de ser aliados de la especulación inmobiliaria para empresas capitalistas. Hasta la propia gobernadora Carreras aprovechó la volada para sacar a relucir su política de criminalización de las familias trabajadoras acusando de los incendios a “personas que vienen de otros lugares de la provincia a tomar tierras” y que “es algo que no se puede tolerar” mientras Lewis sigue en posesión del Lago Escondido y recibe turistas de alto nivel en las tierras ocupadas.

El paraíso natural que representa El Bolsón está siendo transformado en un infierno donde reina la especulación, la falta de viviendas populares, y los emprendimientos turísticos destinados a los integrantes de la burguesía mientras el Piltriquitron que se sigue quemando.
Desde el Partido Obrero de Río Negro señalamos que está claro que solo los trabajadores podremos terminar con esta masacre ecológica y social. Esto lo demuestra la comunidad y organizaciones que todos los días colaboran con actividades solidarias.

Abajo los intereses de los especuladores inmobiliarios y sus secuaces políticos. Por ello proponemos:

1. Inmediata y urgente llegada de más aviones y refuerzos.

2. Triplicación del presupuesto del área Splif (servicio de lucha contra el fuego).

3. Abajo la precarización laboral en las cuadrillas de trabajo en el Splif.

4. Fuera el Viceministro Sergio Federosvsky.

5. Urgente asistencia a las familias damnificadas.

También te puede interesar:

Más de 6 millones de dólares (unos 600 millones de pesos), mientras ajusta a los rionegrinos.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Un balance preliminar, para debatir colectivamente con las y los luchadores y el pueblo chubutense.
Un polo de independencia política y de clase en la provincia.
Se viralizó un video de Sergio Hernández, intendente de Lamarque.
Basta de presos y presas por luchar.