Ambiente

4/11/2022

La mina de litio Liex Zijin fue clausurada por la Policía Minera de Catamarca

Minería.

La Asamblea Pucará (Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación) informó que el martes 1 de noviembre la Policía Minera de la provincia de Catamarca clausuró la planta de carbonato de litio de la empresa china Liex Zijin. Si bien el gobierno no está informando los motivos del procedimiento, diversas fuentes locales atribuyen la medida a irregularidades en el manejo de residuos y normas de seguridad e higiene.

La empresa viene siendo denunciada hace meses por las condiciones de explotación y precariedad de sus trabajadores y por sus irregularidades en materia de seguridad. La clausura se produce en un contexto de intoxicaciones de los habitantes de Fiambalá, atribuibles al consumo de agua contaminada. La Asamblea Fiambalá Despierta denuncia contaminación de agua y avasallamientos de los derechos de trabajadores y habitantes de la región. No obstante, el gobierno provincial le ha otorgado a la empresa habilitaciones e incluso la declaración de impacto ambiental, documentos que pueden apreciarse en el sitio oficial de Liex S.A. También figura en esta página un “Programa de Participación Ciudadana”, consistente en falsas consultas y audiencias públicas.

Coincide esta clausura con una capacitación sobre el Programa de Desarrollo Minero en Comunidades y Fortalecimiento de los Centros de Control Minero Ambiental, que el Ministerio de Minería implementó junto al Colegio de Geólogos, siendo el tema riesgos geológicos: geomorfológicos, hídricos y glaciares. Casualmente la actividad se estaba desarrollando en Fiambalá.

Minería sobre un humedal

Liex S.A. gestiona el Proyecto Tres Quebradas, de producción de carbonato de Litio. La planta se ubica a 170 kilómetros al oeste de Fiambalá, a unos 30 kilómetros de la frontera con Chile y a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Los salares y lagunas altoandinas son humedales que cumplen funciones fundamentales en el equilibrio ambiental: son reservorios de agua, garantizan la conservación de los glaciares y son sumideros de dióxido de carbono. Constituyen uno de los siete lugares del mundo donde se protegen los flamencos y es zona de reserva de la biósfera para investigación a nivel mundial.

Desde el año 2009, la laguna Tres Quebradas, que mide 30 km de largo por 6 km de ancho, fue designada como un sitio Ramsar, convenio internacional que valoriza los humedales. Aquí se hallan los volcanes más altos de América, como el Pissis, de 6.882 msnm, y el volcán Ojos del Salado, de 6.864 msnm.

Cabe recordar que Argentina carece de una normativa nacional que proteja los humedales, los representantes de la burguesía en la cámara de Diputados se niegan a tratar el tema. Existe un proyecto de ley consensuado con organizaciones de la sociedad civil y especialistas que aún no se ha discutido en las comisiones; justamente hace muy poco volvió a postergarse su tratamiento por falta de quórum.

Otros proyectos mineros en Catamarca

En el marco de una oleada de movimientos y desembarcos mineros motivados por la disparada de precios, YPF firmó un pacto con Camyen (Catamarca Minera y Energética) para explorar la existencia de litio económicamente rentable en una superficie de 20.000 hectáreas ubicadas en la misma zona, en el departamento de Tinogasta. Esto siempre con vistas a profundizar un negocio que, sostienen en el oficialismo, podría acercarles a las arcas públicas al menos 4.000 millones de dólares en 6 años.

Por su parte, la empresa Livent (ex FMC) presentó un proyecto de ampliación de su planta de explotación de salmueras en el Salar del Hombre Muerto con la finalidad de incrementar su producción a 40.000 toneladas de carbonato de litio. A pesar de que se demostró que la empresa realizó subfacturación de exportaciones durante varios años (apenas fue penalizada con una modesta multa), avanza con un plan de expansión.

Alerta y resistencia de las comunidades

En el encuentro de funcionarios e investigadores de los tres países que constituyen el Tríángulo del Litio (Bolivia, Chile y Argentina), realizado por la fundación Fundar en la Unsam, quedó expuesto que Argentina es el país que atrae más inversiones, por su régimen de promoción a las empresas, que contiene privilegios impositivos y falta de controles estatales.

Pero según comentó Victoria Mahiques, abogada especialista en Derecho Ambiental, el litio se encuentra en una región particularmente conflictiva. “Hay que tener en cuenta que América Latina y el Caribe tienen la tasa más alta en términos de conflictos en el mundo vinculados a la minería. De hecho, la Argentina está posicionada como el cuarto país con más conflictos sociales, después de México, Chile y Perú. El Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina identifica como mínimo 1.864 conflictos a lo largo de América Latina, con más de 300 proyectos involucrados”, subrayó.

No obstante, sin la resistencia de los pueblos afectados, sin control de los trabajadores y derecho a veto de las comunidades sobre la producción, el boom del litio puede terminar como la mayoría de las otras explotaciones mineras, o sea, con graves pasivos ambientales y sociales.

En conclusión, tanto Livent como Liex son expresiones de un modelo parasitario y fraudulento de la explotación de las mineras en la región. Se requiere su expropiación. Iniciemos un debate sobre una minería como primer eslabón de una cadena productiva, con control de los trabajadores y derecho a veto de las comunidades.