29/07/2021

Mendoza moviliza contra el fracking

El pueblo mendocino se manifestará nuevamente para rechazar la política antiambiental del gobierno.

El pueblo de Mendoza se moviliza este viernes en defensa del agua y el ambiente, en una convocatoria que busca responder al gobierno nacional y provincial, que insiste en una política extractivista y contaminante, incluso después del brutal rechazo en su intento de modificar la ley 7.722.

El miércoles 14 de julio se realizó una audiencia pública virtual, convocada desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia, a fin de escuchar las diferentes posiciones sobre la exploración en Puesto Pozo Cercado por parte de YPF, en el departamento de Tupungato, y habilitar pozos bajo la modalidad de fractura hidráulica, conocida popularmente como fracking.

En esta audiencia, y a pesar de las tentativas gubernamentales para amordazar al activismo, quedó claro el amplio rechazo a la utilización de esta práctica que ha demostrado en todo el mundo sus efectos adversos. Sin embargo, estas audiencias no son vinculantes y representan algo más que un trámite para el gobierno y las empresas.

Días después, el gobierno provincial y el nacional festejaban una inversión de 500 millones de dólares en vistas de explotar la zona que corresponde a Vaca Muerta en el territorio de Malargüe, en el sur provincial. Esos fondos están destinados a la reactivación, investigación y creación de nuevas bocas para diferentes tipos de extracciones convencionales y no convencionales y modernizar la refinería de YPF que se encuentra en Luján de Cuyo, lugar conocido en estas páginas por la contaminación en las barriadas cercanas.

Rodolfo Suárez, el gobernador de la provincia, manifestó repetidas veces que continuaría impulsando sus políticas a pesar del fuerte rechazo a la modificación de la ley protectora del agua contra la megaminería. En 2019, sus intentos de avanzar sobre la política ambiental fueron derribados con un gran levantamiento social en toda la provincia.

Anabel Sagasti y el peronismo-kirchnerismo provincial se mantuvieron alejados del escándalo con la intención de capitalizar el rechazo al gobierno provincial. Sin embargo, fueron partícipes y organizadores del ataque a la 7.722 y de la política extractivista sobre Mendoza. Como botón de muestra está no solo los votos en apoyo a las políticas de Suárez sino también el apoyo declarado de Alberto Fernández a la ley -antes de que se aprobara-, y ahora los subsidios millonarios e incentivos a la extracción petrolera y gasífera a través de métodos no convencionales en el país y la provincia.

La promoción a la explotación hidrocarburífera, así como los estímulos a los agronegocios o la megaminería, apunta directamente a recaudar los fondos que garanticen el pago de la deuda externa. Especialmente cuando a pesar de haber duplicado los subsidios al sector también se duplicó el déficit energético, lo cual implica pérdida de dólares por importación de combustibles. Esto vale también para Mendoza, una de las provincias más endeudadas del país, que viene de acordar el año pasado los términos del repago íntegro a los bonistas tenedores de deuda.

Decenas de organizaciones convocan a manifestarse y movilizar este viernes 30 a las 16 hs en el Km 0 de la ciudad de Mendoza hasta la Casa de Gobierno, para expresar nuevamente el rechazo a la depredación ambiental de los partidos del régimen. Impulsemos esta acción para que sea la nueva chispa que enciendan los activistas y las asambleas para defender el ambiente en toda la provincia.

 

También te puede interesar:

Cientos de personas se movilizaron hasta la legislatura provincial.
El gobierno de Mendoza busca amedrentar a las y los residentes despidiendo a una residente del hospital de OSEP.
La provincia de Buenos Aires es un escenario allanado para la depredación ambiental.
Con la convocatoria, los reclamos ambientales en la provincia y la ciudad tendrán un punto de apoyo.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
En una semana enterró el discurso verde de la campaña electoral.