Ambiente

6/2/2024

¿Qué implica para el ambiente la aprobación general de la Ley Ómnibus?

Incendio.

Durante los últimos tres días de la semana pasada tuvo lugar el debate en la Cámara Baja sobre la Ley Ómnibus de Milei. Entretanto, en las afueras del Congreso, fuimos miles los que protestamos contra la ley y el DNU con los que se pretende dar un golpazo a los trabajadores, poniéndole el cuerpo a la represión para defender nuestros derechos.

Finalmente, gracias a los “traidores necesarios” de Unión por la Patria y los “comprados” de la UCR, la ley obtuvo una aprobación en general. Este martes comienza la votación particular. Además de despidos, desfinanciamiento de las universidades y criminalización de la protesta, esta ley tiene graves implicancias ambientales.

En primer lugar, la Ley de Fuegos va a ser modificada por lo cual los agricultores o ganaderos pueden pedir permiso para quemar los campos y la ausencia de respuesta a los 90 días los habilita automáticamente a iniciar incendios. Como vimos a lo largo de los diferentes gobiernos, selvas, humedales y bosques nativos han sido quemados y luego utilizados para los monocultivos como la soja o el arroz, afectando gravemente los ecosistemas. Hace poco estuvo en llamas el Parque Nacional de los Alerces; los puestos de trabajo de los brigadistas encargados de proteger nuestros parques nacionales corren peligro.

La modificación de la Ley de Glaciares cambia la definición de ambiente periglaciar, permitiendo la explotación minera en áreas que antes estaban prohibidas ya que se comprometen los hielos continentales. Los trabajadores del glaciar Perito Moreno movilizaron en las pasarelas del Parque Nacional en contra de la ley y el DNU.

Para la ley de semillas sigue vigente la adhesión a Upov 91 prevista en el articulo 214, lo que perjudica a productores locales y consumidores ya que solo las grandes empresas decidirán qué es lo que vamos a comer a través de la monopolización de la tecnología y las semillas. Adherir a Upov 91 es ir hacia una privatización de las semillas ya que las patentes de invención y los Derechos de Obtenciones Vegetales (DOV) se convierten en herramientas para recuperar gastos en investigación y limitar la competencia en un mercado internacional. En este sentido, crea las condiciones necesarias para producir y quedarse con los derechos exclusivos de las especies y tecnologías, concentrando la oferta por al menos una cosecha. La unión a la Upov al servicio del imperialismo cuida a los grandes capitales extranjeros que saquean el ambiente.

¡Lxs ambientalistas tenemos que salir a las calles a defender nuestros derechos! Seamos miles en el Congreso para derrotar el plan Milei, que implica vender nuestros recursos naturales.

Basta de saqueo ambiental. Basta de presos por luchar. Basta de represión.