Cultura

15/3/2024

Masiva acción de lucha en el Cine Gaumont

Contra los despidos y el vaciamiento del INCAA.

Foto: @ojoobrerofotografía @imas.federico

El jueves 14 de marzo se concretó, en la puerta del Cine Gaumont, un muy masivo primer paso de plan de lucha contra los despidos y el vaciamiento del INCAA que puso en marcha Carlos Pirovano, el financista que nombró Milei al frente del Instituto.

Alrededor de 5.000 personas de la comunidad cinematográfica se dieron cita entusiastamente en la conferencia de prensa y acción cultural convocada por la Junta Interna de ATE INCAA y Unidxs por la Cultura. Participaron y tomaron la palabra actores y actrices de renombre, directores, documentalistas, técnicos, estudiantes de las distintas escuela de cine, Cine Argentino Unido, diputados y diputadas de la izquierda.

Además, la acción tuvo sus réplicas importantes en varias provincias, donde se realizaron acciones en los cines -espacios INCAA- que están también amenazados de cierre (Córdoba, Rosario, Jujuy, entre otras).
Las organizaciones sindicales del sector (AAA, SICA, SAT) se vieron obligadas por la presión de sus bases a adherir a la acción, aunque su presencia fue bastante fantasmal y no organizaron la participación de sus afiliados. El colmo se dio en el SICA (sindicato de los técnicos de cine), que, ante el reclamo de 700 trabajadores para que convoquen una asamblea extraordinaria y salgan del inmovilismo y los lamentos, rechazó el pedido por supuestamente no ajustarse al estatuto.

 

En contraste con el retardo que promueven las direcciones burocráticas de los sindicatos, la tónica combativa y consciente fue una constante de los discursos y los cánticos del público. En simultáneo a la movilización, el gobierno estaba por recibir un golpe en el Senado que le rechazaba el DNU, en la calle se sentía la fuerza de la lucha y la posibilidad de derrotar todo el Plan Milei. Por ello, fue recurrente el reclamo para unificar luchas, para que se convoque un nuevo paro general urgente, y el llamado a continuar organizando y uniendo las luchas desde abajo.
El próximo paso del plan de lucha será una asamblea general de la Cultura que se está organizando para el sábado 23 de marzo, en las vísperas de lo que seguramente será una movilización histórica del sector contra la impunidad de ayer y de hoy.

La desesperada y ridícula represión desatada por la Policía de la Ciudad se cobró detenidos y un herido atropellado por el conductor de una camioneta Mercedes Benz. Los gases y empujones finalmente lograron despejar la Av. Rivadavia -que estuvo cortada pacíficamente más de dos horas por la multitud- y evitaron la finalización de la conferencia de prensa (faltaban hablar los estudiantes y las acciones culturales que se habían preparado). Sin embargo, más que miedo provocaron bronca, bronca que seguramente se traducirá en más radicalización, organización y lucha. Como alguien dijo en un masivo chat donde la indignación se expresaba sin parar: “Aunque nos caguen a palos y nos quiten los ojos, NO SOMOS VÍCTIMAS, SOMOS LUCHARORES. Que a nadie se le olvide”

Las organizaciones de lucha de la Cultura están jugando un gran papel en la resistencia al plan Milei. Apostamos fuertemente (desde nuestras agrupaciones como Ojo Obrero, Actuemos, Músicos, los centros estudiantiles) a continuar este camino, a que estas acciones ayuden a conmover y movilizar a más sectores y a que avancemos en pensar un futuro para el cine y para la sociedad, que sea libre de verdad.