Políticas

14/3/2024

El Senado rechazó el DNU, el gobierno volvió a reprimir frente al Congreso

Otro golpe político a Milei y su plan de ajuste.

Foto: Fede Imas @ojoobrerofotografia

Otro golpe político al gobierno. Con 41 votos, el Senado finalmente rechazó el mega DNU 70/23 que Milei firmó el pasado 20 de diciembre y que contiene una multiplicidad de ataques al pueblo. Además de los roces con los gobernadores quedó expuesta una crisis interna tras el comunicado de la presidencia contra Victoria Villarruel. Las asambleas, los trabajadores de la cultura y organizaciones populares que se movilizaron al Congreso fueron nuevamente reprimidos, y tres manifestantes quedaron detenidos.

El decreto abarca una reforma laboral flexibilizadora, miles de despidos en el Estado, privatizaciones, la dolarización de los alquileres y carta blanca a la suba de precios tanto en los supermercados como en la salud, entre una serie de caramelos al gran capital. Tras esta votación negativa en la cámara alta, ahora deberá ser tratado en Diputados para definir si se anula su vigencia. El oficialismo espera allí un escenario más favorable, pero dependerá de la evolución de la crisis política y también de la presión que ejerza la movilización popular.

Es que la jornada, ya marcada por un paro total en todas las universidades del país, tuvo acciones de lucha mientras sesionaba el Senado. Una gran concentración fue protagonizada por Unidos por la Cultura en el Cine Gaumont, contra los despidos en el Incaa y el vaciamiento de todo el sector. Participaron allí los trabajadores de Télam, jubilados, asambleas barriales, estudiantes. Luego se trasladó la manifestación a la Plaza de los dos Congresos.

La respuesta del gobierno fue ordenar una nueva represión, con palos, gases y detenciones arbitrarias. Esta vez, mediante la Policía de la Ciudad de Jorge Macri. Como dijeron trabajadores de la cultura del Ojo Obrero, la única respuesta a los reclamos sociales es represiva. Profundicemos la organización en cada barrio y lugar de trabajo, en apoyo a todas las luchas en curso, en dirección a una huelga general hasta derrotar todo el plan de guerra de Milei y el FMI contra el pueblo.