Cultura

16/2/2024

¿Por qué Milei ataca a Lali, Dillom y otros artistas populares?

Un capítulo más de un ataque que va dirigido a todo el pueblo.

El falso “argumento” de que los artistas “viven del Estado”

En las últimas horas, Javier Milei realizó un ataque directo, en una entrevista con Luis Majul y Esteban Trebucq, contra la actriz y cantante Mariana “Lali” Espósito, quien se transformó en un blanco recurrente del presidente. Una vez más, Milei insistió en su “argumento” de que Lali y otros artistas “viven del Estado”, y por eso la llamó “Lali Depósito”.

Pocos días antes, en el Cosquín Rock Lali había respondido a ese mismo hilo argumentativo de ataque contra los artistas dedicando la canción ¿Quiénes son? “a las malas personas y los vende patria”. En el mismo evento, Dillom reversionó Sr. Cobranza, el icónico tema de Las Manos de Filippi de los ‘90, reemplazando en la letra a Cavallo por Caputo, en una actualización por demás atinada. Por esa reversión, un sector del gobierno lanzó una denuncia judicial que el propio Milei salió a apoyar con su “like” en Twitter.

Como bien señaló Lali en una respuesta publicada en sus redes sociales, hay una “asimetría de poder” entre el presidente y las personas atacadas por pensar distinto. Que la figura presidencial utilice el lugar que ocupa para perseguir opositores, como es también el caso de Eduardo Belliboni, amenazado en una publicación en las redes de Milei junto a “sindicalistas, diputados y gobernadores”, es un hecho de muchísima gravedad. A su vez, no hay comparación en la supuesta “violencia” de una crítica en una obra de arte con la violencia real de un gobierno que hambrea y reprime a la población.

En el discurso del presidente aparecen incongruencias y desatinos de todo tipo. Para empezar, comenzó apuntando contra el Cosquín Rock pero recayendo particularmente sobre los artistas que participan del mismo. Como la mayoría de estos grandes festivales, el Cosquín es impulsado por empresas privadas que son quienes contratan a los artistas, organizan el evento y luego se llevan “la parte del león” de los beneficios económicos. Detrás del Cosquín Rock, por caso, se encuentra el empresario José Palazzo, muy recordado en el ambiente de la música por comentarios misóginos en el pasado, por sus negociados con la provincia y el municipio de Córdoba, y por ser un empresario “sin límites” -lo que le valió ser nombrado como “el nuevo Chabán” por algunos medios.

Cuando Milei “denuncia” que el Cosquín recibe “subsidios” y ataca a los artistas, en realidad habla de un sistema de exenciones impositivas dirigidas a beneficiar a la industria cultural que realiza el evento, no a los artistas que son contratados para llevar su producción al mismo. Llamativamente, no hemos visto que el presidente se pronuncie contra el tratamiento impositivo preferencial que recibe Mercado Libre, la empresa de su aliado Marcos Galperín, que solo en 2023 tuvo una ganancia de más de 100 millones de dólares gracias a las exenciones. Lo mismo vale para los beneficios aduaneros de Nicolás Caputo en Tierra del Fuego.

Volviendo al ataque a los artistas populares, es importante denunciar que Milei profundiza con eso un ataque a todo sector opositor a su gobierno, al sector de arte y cultura en particular y al pueblo en general. Por un lado, la ofensiva de Milei contra determinados artistas pretende preparar argumentativamente la vuelta a la carga del gobierno con su capítulo de cultura de la caída Ley Ómnibus, que planteaba la eliminación y el desguace de los institutos de fomento.

Por otro lado, como dijo Belliboni al solidarizarse con Lali y Dillom: “los artistas realmente populares reflejan lo que pasa con su público”. En ese sentido, hay que denunciar que el objetivo de Milei no es solo el ataque a los artistas sino al pueblo que los sigue y que hoy está sufriendo la pérdida del poder adquisitivo producto de la inflación que no cesa, la caída de los salarios, y todo el cuadro de ofensiva planteada por el plan económico del gobierno.

Por todo esto, es muy importante el apoyo a Lali, Dillom y a todos los atacados y/o amenazados desde el gobierno. Resulta muy importante la ola de pronunciamientos en apoyo a estos artistas que se dieron desde el sector de arte y cultura, como el colectivo de Actrices Argentinas (cuyo comunicado fue replicado por Unidxs x la Cultura) y los apoyos de bandas y músicos como Divididos, Las Manos de Filippi, No Te Va Gustar, María Becerra, Conociendo Rusia, Andrés Ciro Martínez y sigue la lista. En el caso de Lali, los pronunciamientos en su apoyo y contra los dichos de Milei llegan hasta a sectores impensados, como la diputada libertaria Píparo y Amalia Granata.

En ese sentido, es necesario dar una respuesta a la altura de las circunstancias. Las Manos de Filippi propusieron organizar “el festival de lucha más grande de la historia”. Sería un gran punto de apoyo para movilizar a miles y poner las expresiones artísticas al servicio de la lucha por la libertad de expresión y de creación, y golpear la política antiobrera y antipopular del gobierno de Milei. ¡Pongamos manos a la obra para que se concrete!